10 cosas que ver si solo tienes pocas horas en Londres

Londres es una de esas ciudades a las que puedes regresar una y otra vez y siempre descubrir algo distinto, así es que si tienes pocas horas, no te angusties, ya habrá oportunidad de volver. Mientras tanto, esta lista de básicos te ayudará a definir tus prioridades. Para facilitarte la vida, los destinos están ordenados en forma de ruta (que incluso podrías hacer caminando o en bici si eres de esos románticos que no creen en el metro).

Foto por Eva Dang en Unsplash

Tower of London
Uno de los edificios más importantes de la ciudad —con más de 900 años de historia—, ha servido de todo: desde palacio hasta arsenal y cárcel. En la actualidad, su mayor atracción es el salón que alberga las joyas de la Corona británica. Para una experiencia más completa, recórrelo con guía.

Tower Bridge
Así es como resolvieron a finales del siglo XIX la necesidad de un puente que aliviara el tráfico y permitiera a los coches atravesar el río sin impedir el paso de los barcos. El resultado es un puente que se puede levantar, una genialidad arquitectónica para la época. Las vistas desde ahí son un plus.

The Shard
Del lado reciente de la historia, este edificio del reconocido arquitecto Renzo Piano (quien también estuvo a cargo del Centro Pompidou de París), además de tener un diseño bastante interesante, ofrece las mejores vistas de Londres. Sube al mirador del piso 69 y deja que esta gran urbe te robe el aliento.

Foto por Toa Heftiba en Unsplash

Tate Modern
Una de las galerías de arte moderno más a la vanguardia —y que marcan tendencia— en el mundo, siempre tiene una exhibición que vale la pena. Aunque lo que importa es lo de adentro, el edificio en sí también es un atractivo. Al salir de ahí aprovecha para tomar algo en el Borough Market.

London Eye
Ya no es la rueda de la fortuna más grande del mundo, pero sí una de las más vistosas (tanto a la distancia como desde arriba). Si decides subirte, no esperes grandes emociones al estilo de una montaña rusa, sino un paseo lento, lento, lento pero seguro.

Big Ben
¿Quieres tener la hora correcta? Entonces visita este reloj famoso por su belleza y precisión. Además, es el pretexto perfecto para conocer el Palacio de Westminster. Para que te des una idea sobre su tamaño, cada número mide alrededor de 50 centímetros.

Buckingham Palace
La casa de los monarcas, sí, en donde vive y hace como que trabaja la Familia Real Británica, no podría despertar otra cosa más que curiosidad en los visitantes. La hora preferida para llegar es durante el cambio de guardia, a las 11 de la mañana.

Foto por Catalin Sandru en Unsplash

Hyde Park
Un momento para relajarte entre tanto bullicio entre flora y fauna local. El parque es enorme, así es que lo más recomendable es rentar una bicicleta para recorrerlo entero. Algunas de las áreas preferidas son el Serpentine Lake y los Kensington Gardens.

British Museum
Todas las ciudades grandes tienen uno de esos museos inabarcables en un solo día, de esos que coleccionan objetos de todas las civilizaciones y obras de arte impresionantes. En el caso de Londres, es este. Si tienes pocas horas en verdad, sé muy estratégico con lo que quieres ver.

Foto por Javier Martinez en Unsplash

Camden Market
La mejor forma de conocer el verdadero Londres es a través de sus culturas urbanas, y en este mercado surgió una de las primeras: los punks. Por supuesto que ha ido evolucionando con el tiempo, pero sigue siendo un punto de partida para descubrir moda exótica, artículos vintage y otras curiosidades.

 

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.

Deja un comentario