La comida en París es una experiencia única y deliciosa, incluyendo el desayuno. Desde el clásico croissant o crepa con café, hasta opciones más elaboradas y modernas, aquí te recomendamos cinco spots para iniciar tu día.

Ten Belles Bread

Interior de Ten Belles Bread. Foto tomada del Facebook de Ten Belles Bread

Ubicado en el distrito 11, este café toma el tradicional desayuno francés de pan tostado con mantequilla y mermelada pero agrega algunos giros interesantes. Hay muchas opciones saladas, como el brioche de queso y espinacas, así como un menú de brunch exclusivo para el fin de semana. Obviamente, todo el pan se hace en casa, en una cocina abierta que puedes admirar mientras comes.

Ladurée

Macarrones. Foto tomada de www.laduree.fr

Seguro conoces los famosos macarons de esta marca, deliciosos y coloridos. En su salón de té en la Rue Royale puedes encontrarlos, así como otros dulces y también platillos salados, en especial los huevos preparados de nueve formas diferentes. Los fines de semana hay un menú de brunch. Esta es una opción para que vivas una aventura parisina un poco más lujosa pero que siempre recordarás.

Le Café qui Parlé

Interior de Le Café qui Parlé. Foto tomada de www.cafequiparle.fr

La parada Abbesses del metro de París es la más profunda de la ciudad. Si tomas las escaleras para subir los 36 metros que te separan de la superficie, hazlo con el consuelo de que afuera te espera este tradicional café, que te hará sentir como si estuvieras en una película. Los fines de semana, el buffet cuesta menos de 20 euros y puedes comer todo lo que quieras: panes, tablas de quesos, carnes frías, huevos y ensaladas.

Matamata

Calle del Matamata Coffe Bar. Foto tomada del Facebook de Matamata Coffee Bar

Muy cerca del Louvre encontrarás este café, en el que puedes desayunar por unos diez euros y donde ofrecen café de muy buena calidad, jugos frescos y un menú moderno que incluye avocado toast. Con el plus de que el personal tiene fama de ser muy amigable, a diferencia de otros lugares en París. Por si fuera poco, también tienen wifi, hablan inglés y puedes cargar tu celular antes de un largo día en el museo. A veces se agradecen esos lugares tourist-friendly.

La Crêperie

La combinación ideal: crepas tradicionales parisinas, un servicio amable y eficiente, y puedes desayunar por menos de seis euros. Para quienes tienen que empezar el día con algo salado, se recomienda la crepa de jamón, queso y huevo, mientras que los amantes de lo dulce disfrutarán la de Nutella. Está cerca de varios metros y a una distancia caminable de los famosos Campos Elíseos.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.