Si buscas el sitio perfecto para prolongar tu romance con la cafeína, chécate esta selección que preparamos pensando en tu estilo de consumo. ¿Te gusta lo vintage y tradicional? Lánzate al Centro. ¿Prefieres lo más vanguardista? La colonia Roma te espera con las tazas repletas.

Zona Centro: para catadores de lo clásico

Sin duda, este barrio resguarda las cafeterías más antiguas y auténticas de la ciudad, algunas de las cuales atraen a su clientela tanto por sus historia como por sus bebidas. El Café La Habana (Morelos 62, Juárez) es una de ellas. Se dice que Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara planearon aquí la Revolución Cubana, y que era frecuentado por los ganadores del Nobel Octavio Paz y Gabriel García Márquez. No te vayas sin pedir una taza de el café Habana: potente mezcla apta solo para cafeinómanos que lleva expreso y leche condensada.

Otra institución es el Café Bagdad (Plaza Juan José Baez 4, Centro), ubicado en pleno barrio de La Merced. Lo reconocerás de inmediato por el delicioso aroma que despide, pues ahí mismo tuestan y muelen los granos con los que preparan capuchinos, expresos, cortados y americanos. Pide unos molletes para acompañar tu bebida y disfruta las aguerridas partidas de dominó que los comerciantes del barrio disputan en sus mesas de metal.

Un poco más al norte, en la colonia San Rafael, encontrarás el café Gran Premio (Antonio Caso 72, San Rafael), bien conocido porque conserva la estética de cuando fue inaugurado, en 1962. ¿La especialidad de la casa? El café mayo, una carga de café veracruzano suavizada con crema.

Foto por Almanegra

La Roma: para cafeinómanos de tueste colorado

En esta colonia encontrarás cafeterías de atmósfera más contemporánea, preocupadas por emplear granos de cultivo responsable y en preparar sus bebidas de la manera más correcta posible: sitios para verdaderos clavados en las técnicas de hacer café. Un buen ejemplo de lo anterior es Quentin (Álvaro Obregón 64, Roma), que se especializa en productos con granos de café de especialidad, es decir, de gran gran calidad. Te enterarás que su materia prima proviene de Kenya, Honduras, México o Colombia, y que el barista prepara los cafés a través de técnicas como prensa francesa, goteo o émbolo, todo muy sofisticado y preciso.

En la misma avenida se localiza Dosis (Álvaro Obregón 24B, Roma), cuyos dueños fueron pioneros en el empleo de cold brew, método de extracción de café por goteo y en frío. Acércate a su barra y observa el detalle y esmero con el que los baristas elaboran cada bebida. Sus panes y galletas son también deliciosos.

También le rinden pleitesía al café de especialidad es en Almanegra (Tonalá 53, Roma), donde te atenderán expertos en preparar café con métodos manuales. Pide la experiencia Culto al Café, que te incluye tres bebidas de excelente factura y sabor; si te quedas picado con la degustación puedes inscribirte a su servicio de café a domicilio.
¿Con qué zona te identificaste mejor? A nosotros nos encanta probar lugares de ambos sectores, pues sin duda la diversidad y versatilidad son dos de las grandes virtudes de esta capital.

 

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.