¿Cuáles son los documentos que necesitas para entrar a Canadá?

By 6 marzo, 2019 marzo 15th, 2019 Canadá

Poutine, amabilidad, frío, lagos y paisajes hermosos. ¿Quién no quiere visitar Canadá? Es un país que tiene muchísimo para ofrecer (en serio: es el segundo más grande del mundo y ocupa la mitad de Norteamérica), tanto para quienes aman las ciudades como para los viajeros que buscan lo mejor de la naturaleza.

Foto por Agus Dietrich en Unsplash

Sabemos que ya mueres por subirte al avión, pero antes te contamos sobre los documentos que no te pueden faltar. Es fácil, solo son dos:

  1. Pasaporte mexicano con validez de al menos seis meses después la fecha que concluya tu viaje.
  2. Autorización electrónica
    Si viajas a Canadá como turista mexicano, no necesitas una visa, pero sí una Autorización Electrónica de Viaje (eTA), en caso de que entres al país por vía aérea. Si ya tienes una visa, te puedes saltar este paso, siempre y cuando esté vigente.

La eTA se vincula electrónicamente a tu pasaporte, tiene un costo de siete dólares canadienses y tiene una validez de cinco años, o hasta que expire tu pasaporte. Para obtenerla necesitas lo siguiente:

  • Pasaporte vigente
  • Tarjeta de crédito o débito
  • Dirección de correo electrónico

Puedes tramitarla aquí. Además de los requisitos anteriores, el formulario pide datos básicos como nombre, dirección, estado civil y nacionalidad. El proceso toma solo unos minutos, pero no te confíes y mejor haz el trámite unos días antes de tu viaje.
Estos son los dos únicos documentos que exige el gobierno canadiense para la entrada de turistas mexicanos. Sin embargo, como muchos otros países, también solicita que no tengas un problema grave de salud, contar con suficiente dinero para el viaje, tener lazos familiares o laborales en México y, por supuesto, responder los cuestionarios migratorios y hacer una declaración aduanal de bienes al entrar al país.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.