24 horas en San Cristóbal de Las Casas

Gánale la carrera al tiempo y obtén lo mejor de este Pueblo Mágico siguiendo estas recomendaciones, probadas por viajeros que aprovechan al máximo las estancias de un día.

Por la mañana
Bienvenido a la capital cultural del estado y principal población de Los Altos de Chiapas. Debido a su ubicación, en medio de las montañas, seguramente te tocó despertar con un poco de frío o rodeado por la niebla matutina. Si es el caso entra en calor tomando un café o chocolate calientes en Oh Lalá, una panadería francesa con excelentes bebidas estimulantes y buenas opciones para el desayuno.
Ya con el cuerpo entrado en calor realiza una caminata por el centro de San Cristóbal de Las Casas, teniendo a la Plaza de la Paz como punto de partida; enfrente tendrás la bonita catedral de la ciudad, pintada con vivos colores; hacia los costados verás las vibrantes calles peatonales de Miguel Hidalgo y el Andador Eclesiástico, por donde discurre la vida cultural y comercial de este Pueblo Mágico. Tras un breve paseo, dirígete al Centro de Textiles del Mundo Maya, el cual resguarda bellísimas obras tejidas y bordadas por las culturas indígenas de la región.

Después del medio día
Luego de aprender sobre el trabajo de los pueblo originarios toca turno de apreciar el legado virreinal de San Cristóbal, visible en sus muchas construcciones religiosas. A nosotros nos encanta la fachada del Templo de San Francisco, labrada con finísimos detalles florales y vegetales, aunque también es notable el Arco del Carmen, exponente del arte mudéjar llegado del sur de España.
En cuanto sientas que el hambre amenaza dirígete al restaurante Nuestras Raíces, que sirve comida típica coleta, es decir, de San Cristóbal de Las Casas. ¿Los imperdibles? La sopa de pan, el mole coleto o los chiles rellenos.
Ya con el estómago contento podrás pasear a gusto por el Andador Eclesiástico, repleto de cafecitos orgánicos, boutiques de diseño indígena, cooperativas zapatistas y bares de vibra internacional. Si el sol no te gana, llega al final de la calle y sube la colina hasta llegar a la Iglesia de Guadalupe, a cuyos pies verás el atardecer posándose sobre el valle.

En la noche
Si vas en onda fiestera no puedes dejar de conocer el bar Revolución, clásico de la ciudad que frecuentemente recibe a bandas de todo el mundo. Su carta de bebidas es variada y su repertorio de música bailable lo es aún más nutrido.
Por el contrario, si quieres una experiencia más calma, dirígete a Cocoliche, restaurante vegetariano donde fusionan especialidades mexicanas, italianas y tailandesas. Son deliciosos sus currys y sus aguas de frutas, así como las noches de jazz que organizan con frecuencia.
San Cristóbal de Las Casas luce especialmente bonita de noche, de modo que tomar un tour de leyendas es buena idea para aprovechar la iluminación arquitectónica. Los recorridos suelen ofertarse a lo largo de los andadores turísticos, por lo que no será difícil dar con uno. En compañía de monjes, marqueses y pregoneros conocerás palacios, cárceles y conventos fuera del radio de turismo habitual.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario