5 razones para planear un viaje al mar tan pronto termine el aislamiento

By 4 abril, 2020 Coronavirus

Viajar al mar tiene efectos antidepresivos en la salud, ¡sonríe y ve planeando esa aventura!

Muchas personas en el mundo se han sentido tristes debido a la situación sanitaria que vivimos debido al nuevo coronavirus, pero estamos seguros de que en unos meses podremos tomar el auto y dirigirnos a una playa, tomar el sol mientras brindamos con un coctel refrescante.

Foto por Nenad Radojčić en Unsplash

Texto por Cultura Colectiva

Sí, quizá no todos los días estaríamos dispuestos a estar en temperaturas de más de treinta grados, pero no se trata de vivir en una playa desierta. Una escapada al mar de unos cuantos días tiene más beneficios de los que imaginas.

Escuchar la brisa del viento contra las olas del mar, sentir la espuma del mar que se forma cuando rompen las olas, sumergir nuestros pies en la arena tersa y húmeda y ver pasar aves y otros seres libres y dueños de todo, es razón suficiente para mejorar cualquier estado emocional deprimido.

Disminuye el estrés

De acuerdo con el Diario de Gestión de Zonas Costeras de la Universidad de Kobe de Japón, visitar las costas tiene una gran influencia en nuestro manejo del estrés gracias a los bellos paisajes y los relajantes sonidos del mar.

Emociones bajo control

Quizá no tengas posibilidad, ni interés, de pasar tanto tiempo en la playa. Pero de acuerdo con estudio que realizaron los investigadores Franz Neyer y Julia Zimmermann y que la Asociación Americana de Psicología publicó, pasar de cuatro a ocho meses en una playa podría estabilizar las emociones de una personas deprimida o que siente que su vida está fuera de control.

Adaptación

Además, convivir con personas de una cultura diferente o simplemente con un estilo de vida diferente que el nuestro, nos obliga —en el buen sentido— a adaptarnos y adquirir nuevas perspectivas, lo que nos permite un desarrollo personal psicológico y una madurez emocional deseable.

Contra la depresión

No solamente por los bellos sonidos y panoramas, de acuerdo con WebMd, los iones de oxígeno que contienen las moléculas del agua de mar tienen efectos antidepresivos que al respirarlas otorgan energía y calman la mente.

Medical Daily por su lado menciona que nadar en el mar ayuda a bajar los niveles de ansiedad y depresión, una condición que afecta el comportamiento, las emociones y los pensamientos, pues otorga una sensación de paz mental que no en todos lados se puede obtener tan fácil.

Favorece nuestras terminaciones nerviosas

Esas caminatas en la playa, cuando el sol está pronto a esconderse en el horizonte tienen sus ventajas. De acuerdo con Medical Daily, las plantas de nuestros pies están llenas de terminaciones nerviosas más que otras partes del cuerpo, así que pisar la arena estimula estas terminaciones, generando sensaciones únicas, que tranquilizan la mente. Por si fuera poco, caminar en la playa, fortalece los músculos de nuestras piernas, pues se requiere casi el doble de energía que cuando pisamos en el concreto, y qué mejor caminar mientras respiramos aire puro.

__

En ocasiones no es tan sencillo tomar la mochila e irse a la playa, sobre todo si tienes responsabilidades y un empleo de tiempo completo, así que estés donde estés, intenta controlar tus emociones a través del entendimiento de su origen. Si te sientes muy deprimido es importante que hables con una persona de confianza y te ayude a darle dimensión al tipo de ayuda que deberías solicitar.

No subestimes tus emociones, pero sé justo y piensa si sólo estás atravesando una mala racha o necesitas ayuda especial.

Deja un comentario