5 tips para vivir el avistamiento de ballenas de la manera más inolvidable

Son animales hermosos y merecen todo nuestro respeto. Estos son cinco consejos para su avistamiento de manera responsable.

El avistamiento de ballenas es una actividad turística de gran popularidad en México. Quienes han tenido la oportunidad de vivir esta experiencia la califican como un espectáculo natural impresionante. Sin embargo, tener esta maravilla natural exige que practiquemos un turismo más sustentable y responsable.

Si amamos conocer el mundo, debemos hacerlo de manera comprometida con el planeta, y estar dispuestos a descubrir nuevas formas de explorarlo de manera que beneficie tanto a las personas como a los destinos. Es por eso que te compartimos 5 indispensables consejos para el avistamiento de ballenas de manera que afecte lo menos posible el medio ambiente.

Texto por Cultura Colectiva 

Foto por Thomas Kelley en Unsplash

Cada año cientos de ballenas jorobadas y grises viajan durante el invierno hasta las costas mexicanas para reproducirse y alimentarse, específicamente a Los Cabos en Baja California Sur y Bahía de Banderas en Nayarit; aunque también se las puede encontrar en Oaxaca y Sinaloa. Esta temporada, el primer censo de avistamiento, realizado por la Comisión Nacional de Aguas Protegidas, ha reportado la presencia de 52 ejemplares de estos asombrosos animales.

Si planeas visitar a las ballenas como parte de tus próximas vacaciones, te brindamos los siguientes consejos para ser un turista más verde.

Elige bien tu tour

Trata de elegir solo a proveedores de servicios turísticos que promuevan el cuidado al ecosistema durante esta actividad. Busca que se apeguen a la Norma Oficial Mexicana NOM-131, que contiene los lineamientos para realizar actividades de avistamiento de ballenas de manera responsable.

Siempre en silencio

Las ballenas son sensibles al ruido, por lo que mantenerse en silencio es crucial mientras se realiza el avistamiento.

Mantén tu distancia

Muchas veces nos gana el deseo por conseguir la mejor foto, pero recuerda que en todo momento debes permanecer al menos 200 metros de distancia de las ballenas. Esto hará que nuestros amigos cetáceos —que muchas veces están acompañados de sus crías— se estresen lo menos posible.

Favor de no tocar

Sabemos que estos mamíferos son hermosos y ¡muy curiosos!, cualidad que hará que quieran acercarse a la embarcación donde viajas. Aunque se acerquen lo suficiente, evita tocarlas, tanto por seguridad como respeto a su hábitat. Nunca sabes cómo pueden reaccionar.

Respeta el tiempo

La temporada de avistamiento permite ver a las ballenas en diferentes actividades como apareamiento, parto, y nado de madres y crías. Lo más recomendable es nunca interrumpirlas, así que los recorridos no deben ser mayor a 30 minutos para evitar interferir lo menos posible con estas actividades naturales.

Año tras año las ballenas migran desde Alaska a aguas mexicanas para escapar del invierno. Una de las razones por las que eligen nuestros mares es la calidad del agua. Mantén limpios los lugares que visitas y contribuye a preservar este regalo de la naturaleza.

Deja un comentario