Cinco aguas termales que no te puedes perder

By 25 junio, 2019 Tips Viajeros

Deja de lado las preocupaciones por unos días y date una vuelta a alguna de las cinco aguas termales más increíbles del mundo. Estos sitios, además de prometer beneficios a la salud, te permiten descubrir rincones escondidos del mundo que de seguro no imaginabas que existían. Con vistas sobre desiertos, volcanes, lagos y más, te llenarás de energía en entornos únicos.

Foto por Greta Schölderle Møller en Unsplash

Whitehorse, Canadá
Ubicadas en Yukon, una zona muy cerca a la frontera con Alaska, no queda más que relajarse en las múltiples aguas termales ricas en minerales, con la ventaja de que por la noche es muy probable que veas auroras boreales. De hecho, este destino forma parte de las experiencias de Gurú de Viaje. Da clic y conoce todos los detalles del recorrido.

California, Estados Unidos
Una de las fuentes termales más accesibles de Estados Unidos, están ubicadas dentro del Parque Estatal de California, cerca de Bridgeport. Se conocen como Las Travertine Hot Springs y son famosas por un dato específico: ¡son nudistas! Muy populares entre los viajeros más atrevidos.

Laguna Azul, Islandia
Han ganado su fama internacional por su intenso color azul y su particular aroma a minerales. Están ubicadas a sólo media hora de Reikiavik y aunque fueron creadas artificialmente —y tienen más pinta de spa que de aguas termales—, vale la pena visitarlas.

Foto por Jeff Sheldon en Unsplash

Saturnia, Italia
Este balneario de aguas termales de lujo, que en realidad se llama Terme di Saturnia, cuenta con cuatro albercas termales al aire libre. Está ubicado en un cráter volcánico y, durante el verano, abre por la noche. Es uno de los principales balnearios termales de la Toscana, y dice la leyenda que lo creó Júpiter cuando tiró rayos sobre la tierra.

Pamukkale, Turquía
Rodeadas de una belleza que no encontrarás en otro lado —una antigua ciudad greco-romana— estas albercas naturales son en realidad depósitos de calcio de un color blanco intenso. Su nombre en turco significa «castillos de algodón» y tienen una vista privilegiada a las montañas.

Foto por Arns Civray en Unsplash