Cinco ciudades favoritas de Guatemala

No hace falta cruzar océanos para conocer poblaciones de gran exotismo, arquitectura única y riqueza cultural: nuestro vecino del sur resguarda sitios de singular belleza que no pueden faltar en tu curriculum de viajero experto. Aquí nuestras preferidas:

Antigua
Se trata sin duda del principal polo turístico de Guatemala, gracias a su encantadora arquitectura barroca, su fuerte herencia maya y bellos alrededores, fue la capital de Guatemala durante buena parte del periodo colonial y actualmente es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. ¿Qué no debes perderte durante tu visita? Antes que nada, sus palacios y templos, entre los que destacan la Iglesia de la Merced, la Catedral de Santiago y el Palacio de los Capitanes Generales. Camina por las calles empedradas del centro y no olvides tomarle una foto al Arco de Catalina, el monumento más emblemático de Antigua. Desde luego, sus mercados de artesanías merecen que les dediques todo un día de exploración.

Ciudad de Guatemala
La capital no solo es la puerta de entrada al país sino también un importante punto de encuentro para los viajeros, pues cuenta con todo tipo de atractivos. Comienza tu recorrido en el corazón histórico y geográfico de la urbe, la Plaza de Armas, donde se alzan la Catedral Metropolitana, la Biblioteca Nacional y el Palacio Nacional de la Cultura. Posteriormente pasea por la Avenida Reforma, principal vialidad escoltada por arboledas así como por columnas, estatuas, edificios antiguos y modernos. ¿Te gustan los museos? Si es así entonces no te pierdas la visita al Museo Nacional de Arqueología y Etnología, o al de Arte Moderno «Carlos Mérida».

Quezaltenango
Prácticamente todos los guatemaltecos la conocen como Xelajú, nombre que tuvo durante el cenit de la civilización maya. En la actualidad es considerada la segunda ciudad más importante del país y un reconocido centro cultural gracias a sus numerosas instituciones educativas. Y aunque buena parte de su legado arquitectónico ha sido dañado por los terremotos, aún conserva monumentos notables como el bonito Palacio Municipal o la Catedral del Espíritu Santo. Si te gustan las vistas panorámicas debes dirigirte al Cerro del Baúl o al Cerro Quemado para contemplar la ciudad desde las alturas.

Chichicastenango
Otra localidad que atrae a muchísimos viajeros gracias a su identidad indígena: mientras la recorres, verás que la mayoría de su población se comunica en lengua quiché, y que en su iglesia principal, la de Santo Tomás, aún se realizan ritos de origen maya. Otros espacios con innegable sello nativo son los mercados de artesanías y de frutas y verduras, atestados de barullo y colorido. ¿Quieres capturar la postal clásica de Chichicastenango? Acude entonces al Arco de Gukumatz, una estructura donde se combinan el trazo colonial español y el arte pictórico maya. Otros sitios imperdibles son el Museo de la Máscara La Morería y el mirador.

Esquipulas
Esta ciudad al oriente del país es un importante centro de peregrinaje religioso, pues su templo principal, la Basílica de Esquipulas, da resguardo a una venerada imagen conocida como El Cristo Negro. Además, sus grandes dimensionas y su fachada barroca la dotan de singular belleza. También de interés espiritual son la Iglesia de Santiago y la Piedra de los Compadres, una peculiar formación rocosa donde aún se celebran rituales indígenas. Esquipulas es también un gran punto de partida para conocer la Reserva de la Biosfera El Trifinio, hogar del puma, el mono araña y el quetzal, el símbolo de Guatemala.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario