Cinco ciudades para fanáticos de la cultura

A decir verdad, elegir solo cinco metrópolis nos fue difícil, pues si algo creemos es que cada destino tiene su propio valor cultural. Aún así, decidimos decantarnos por esta selección pues incluye ciudades aptas para los amantes de todas las artes.
¿Ya las visitaste?

Foto por ALEJANDRO GARCÍA en Unsplash

El Cairo
Visitar la capital egipcia es imprescindible si te encantan la historia, la arqueología y las tradiciones vivas de un país tan antiguo como misterioso. Desde luego, las pirámides de Giza (a 45 minutos de El Cairo) deben aparecer en tu lista, como también el Museo de Antigüedades Egipcias, cuyo acervo es de más de 150 mil valiosas piezas.
El Cairo también fue capital de poderosos sultanatos, y por ello cuenta con numerosas mezquitas que muestran lo más sobresaliente del arte islámico, como las de Ibn-Tulun y Al-Azhar. El Museo de Arte Copto —dedicado a esta rama del cristianismo— así como el bazar Kahn El Khalili son otros dos puntos donde la diversidad y efervescencia de El Cairo se ponen de manifiesto.

Buenos Aires
Será por su atmósfera bohemia y atormentada que incluimos a Buenos Aires en la lista, aunque también es por ser sede de importantes espacios dedicados a las cultura. Para muestra está el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA), un espectacular recinto que celebra a los creativos del continente. ¿Otro edificio emblema de la vida cultural porteña? El bonito y emblemático Teatro Colón.
Por las calles de Buenos Aires han andado grandes de las letras como Borges, Cortázar, Sábato y Quino (el de Mafalda), así como figuras musicales de la talla de Gardel, Cerati y Piazolla; seguir sus huellas por las plazas, cafés y museos que los homenajean es un must.

Foto por BENCE BOROS en Unsplash

Florencia
Fue la musa de Da Vinci y Miguel Ángel, sitio donde se fraguó del Renacimiento italiano y capital de algunas de las dinastías más poderosas y allegadas al arte. Poseedoras de joyas arquitectónicas como il Duomo, il Battisterio o el Ponte Veccio, te van a faltar días para abarcar la riqueza cultural de Florencia. Si cuentas con poco tiempo, corre a comprar entradas con anticipación y disfruta las obras maestras de la Galería de los Ufizzi o para entrar a la Academia a apreciar de cerca la mítica escultura del David creada por Miguel Ángel.

Boston
La llaman La Atenas de Estados Unidos, y el apelativo se debe a muchas razones. Primero, la capital de Massachussets está muy próxima a connotadas universidades como Harvard, lo cual la convierte en urbe con vibrante vida estudiantil. Durante los siglos XVIII y XIX fue la principal ciudad de Nueva Inglaterra y hogar de algunos de los escritores más connotados de aquel país, quienes se reunían en la librería Old Corner Bookstore. Por cierto, otro espacio relacionado con los libros es la fastuosa Librería Pública, que conserva primeras ediciones de grandes novelas. La Boston Opera House (donde suele tocar su famosa orquesta sinfónica) y el Museum of Fine Arts integran la lista de espacios de gran valor cultural.

Foto por Masaaki Komori en Unsplash

Kioto
Esta ciudad es otro ejemplo de un destino donde la cultura no solo reside al interior de los edificios. Para comprobarlo, debes adentrarte en los barrios tradicionales como Gion, donde es frecuente ver a las geishas caminando al trabajo en alguna casa de té. Por ser la antigua capital imperial de Japón, se dice que Kioto tiene más de mil santuarios, y si bien no sabemos si lo anterior es cierto, lo que sí te aseguramos es que verás algunos edificios antiguos muy bellos, como el Ginkakuji o Pabellón Dorado, el complejo sagrado de Kiyomisu-dera o el mismísimo Palacio Imperial. ¿Eres amante de los museos? Acude al Kyoto National Museum y empápate de arte japonés.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario