Cinco cosas que debes saber antes de visitar el Museo Vaticano

Uno de los lugares imperdibles no solo en Italia sino en Europa es el Museo del Vaticano. Este conjunto resguarda colecciones increíbles de arte y obras maestras de la pintura italiana. Si quieres conocerlo, ten en cuenta estas recomendaciones.

Foto por Berto Macario en Unsplash

Planifica tu visita

El Museo del Vaticano abre de lunes a sábado de 9 de la mañana a 6 de la tarde. Sin embargo, llegan a cerrar en ocasiones especiales. Como recomendación, trata de no asistir los sábados, ya que es cuando la mayoría de las personas visita el museo. Si llegas a ir entre semana lo más seguro es que no haya tanta gente y tu estancia será mucho más agradable. Lo que puedes hacer es dividir el recorrido en dos días: el primero dedicárselo al museo y a la Capilla Sixtina y el segundo a la Basílica de San Pedro.

Evita horas de espera

Debido a la gran afluencia de turistas, en ocasiones hay que hacer largas filas de espera. Para evitarlo, te recomendamos reservar tu entrada con antelación en el sitio oficial del Vaticano: cuenta con información sobre horarios y precios, además de un calendario que especifica los días de cierre y demás. La reservación tiene un cargo adicional de cuatro euros al costo de la entrada (que es de 16 euros, pero evitar la espera vale la pena.

Foto por Cezar Sampaio en Unsplash

Recorre el museo con una visita guiada

El Museo del Vaticano es, en realidad, un conjunto de colecciones papales que constituyen más de siete kilómetros de galerías con innumerables expresiones artísticas de diversas épocas y procedencias, todo ello dentro de un marco arquitectónico inmejorable. Es por ello que la mejor decisión que podrás tomar para recorrer el museo es mediante una visita guiada. Un experto te ayudará a comprender mejor las obras de arte que ahí se exhiben y la experiencia será mucho más agradable.

Ten cuidado con lo que usas

Recuerda que al tratarse de lugares sagrados, son muy estrictos con la vestimenta. Por ello, debes llevar tus hombros y piernas cubiertos, al menos, hasta las rodillas. Además, está prohibido vestir prendas sin mangas, muy escotadas, pantalones cortos, minifaldas o gorras en el interior. En la entrada pueden detenerte si no cumples con estos estándares, así que más vale prevenir esto antes de salir de tu hospedaje.

Foto por Sean Ang en Unsplash

Tómate tu tiempo y disfruta

Por último, te recomendamos ir preparado para que vivas una de las mejores experiencias en Europa. No lleves prisas, pero sí una buena botella de agua y tal vez algunos snacks por si te agarra el hambre. Como tip de local: es muy recomendable visitar el museo de noche o cuando está a punto de atardecer, ya que con esa luz la ciudad tiene un aspecto completamente distinto y que vale la pena conocer. Disfrútalo mucho.

Deja un comentario