Cinco destinos que casi nadie visita pero deberían

By 10 mayo, 2019 mayo 15th, 2019 Budget, Tips Viajeros

Hay destinos que están de moda… y otros que deberían estarlo, pero no reciben suficiente atención. Estos son los lugares que te recomendamos si quieres un viaje diferente.

Tongyeong, Corea del Sur
En la costa sur del país se esconde esta hermosa villa, que es parte del Parque Nacional Hallyeohaesang, y es una de las primeras paradas para conocer varias islas paradisíacas, donde podrás comer mariscos frescos en mercados tradicionales (acá suelen ir crudos y acompañados de salsas). Si te interesa la historia, busca los monumentos y parques dedicados al héroe del siglo XVI, Yi Sin Sin.

Adelaide, Australia
Si eres amante del vino y la comida, esta es una ciudad que tienes que tener en tu radar para futuros viajes. Adelaide es un paraíso gastronómico en el que también se puede disfrutar de arquitectura histórica y hermosos jardines botánicos. No es el destino típico en Australia, pero no dudamos que muy pronto se pondrá de moda por su buen clima, sus boutiques y su ambiente relajado.

Foto por Ragnar Vorel en Unsplash

Isla de Anguila
Para quienes aman las aguas transparentes de las playas del Caribe pero quieren huir de los cruceros y las multitudes, Aguilla es la mejor opción. En esta isla del Caribe oriental, al este de Puerto Rico, todas las playas son públicas, por lo que puedes hacer un road trip para conocerlas todas (¡son treinta y tres!). No se aceptan cruceros, por lo que serán las vacaciones más tranquilas de tu vida.

Extremadura, España
La región española que colinda con Portugal quizá no es la más conocida del país, pero no por mucho tiempo. Su clima es templado y sus atractivos naturales combinan bosques, montañas y planicies. En lo arquitectónico, existen muchos vestigios de la presencia de los romanos, así como casonas construidas por los primeros conquistadores de la Nueva España. Te recomendamos visitar el parque nacional Monfragüe, muy cerca de la ciudad de Cáceres.

Foto por gustavo lepe en Unsplash

La Paz, Bolivia
En esta ciudad, una de las más altas del mundo, tienes que tener cuidado de no caminar demasiado rápido, para no sufrir el mal de altura. Lo bueno es que hay té de coca en todas partes y ese es un buen remedio. Es buena idea trasladarse por el teleférico, que permite acortar un poco las distancias, así como observar La Paz desde otros ángulos. No te pierdas sus mercados y no dejes de probar la tradicional carne de llama.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.

Deja un comentario