Cinco destinos que le encantarán a mamá

La llegada de mayo anuncia la inminente necesidad de agasajar a mamá con una experiencia de viaje que le fascine y que resulte inolvidable para todos. ¿Aún no sabes a dónde llevarla? Échale un ojo a esta selección diseñada de acuerdo al estilo de vida y gustos maternos.

Foto por José Alejandro Cuffia en Unsplash

Para la más tradicional: Madrid
Pensando en esas mamás que añoran conocer Europa elegimos la capital española, porque además de gran conectividad aérea cuenta con muchísimos atractivos. Su oferta de museos es impresionante: tan solo una tarde paseando entre las obras barrocas del Museo de El Prado la hará sentirse conectada con los grandes del arte; otros espacios que le gustarán serán el Parque del Retiro y todo lo que condensa el barrio de los Austrias. Con un idioma en común y muchas delicias culinarias afines con nuestra cultura, Madrid es perfecto si a ti y a tu madre les gusta irse por lo seguro.

Para la amante de la naturaleza: Costa Rica
La principal ventaja del país centroamericano es que sus parques nacionales son seguros, cercanos, de fácil acceso y aún más fácil disfrute: no tendrán que manejar por horas ni internarse en parajes inhóspitos en busca de mariposas, reptiles o mamíferos. Si tu mamá es fanática del café, agenda un tour por las fincas cafetaleras; si le gusta la playa, hagan reservación en un hotelito de playa en la costa de Limón (en el Atlántico) o en algún resort todo incluido de Papagayo, una playa junto al Pacífico en la provincia de Guanacaste.

Foto por Sean O. en Unsplash

Para la cosmopolita: Portland
Este tipo de mamá ya se sabe Los Ángeles o Nueva York de memoria, por eso vale la pena llevarla a esta ciudad del estado de Oregón. Aquí se va a encontrar la misma vibra contemporánea de las otras grandes urbes estadounidenses, pero con el valor agregado de un entorno natural muy bello y un montón de novedades culturales. ¿Les gustan las bebidas estimulantes? Hagan un tour que incluya una parada en la cafetería Oui Presse, otra en la cervecería ecológica Hopworks, y finalicen en algún viñedo de WiIlamette, el valle vinícola por excelencia en el estado.

Para la que quiere relajarse: San Miguel de Allende
¿Prefieren vacacionar en México sin desplazarse mucho y con cero planes en la agenda del día? Láncense a esta Ciudad Patrimonio guanajuatense y reserven habitación en cualquiera de los muchos hoteles boutique del destino. Si de spas y experiencias de relajación para mamá se trata, los mejores son Rosewood San Miguel de Allende y el hotel Matilda; del primero le van a encantar los Masajes Sense, mientras que el segundo se luce con su Botica Concierge, en la cual podrá diseñar sus propios productos de belleza de acuerdo a sus gustos y necesidades.

Foto por Marv Watson en Unsplash

Para la que busca un poco de todo: Mérida
Si tú y tu mamá quieren abarcarlo todo vayan a la capital de Yucatán: encontrarán riquísima comida, patrimonio cultural muy atractivo, buena oferta hotelera y muchos espacios para salir de compras. Para sorprenderla con una cena estelar, aparta un mesa en el restaruante Ku’uk, famoso por reinventar la cocina tradicional yucateca empleando técnicas moleculares; si prefieren cenar en la playa, tendrán la opción de Puerto Progreso, a poco más de 30 minutos de la ciudad. Mérida también es buena alternativa para las mamás amantes de la arqueología (Chichén Itzá y Dzibilchaltún están muy cerca) o para quienes deseen reposar en una hacienda señorial.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario