Cinco lugares para comer el mejor chocolate de Bruselas

En un viaje por Europa, Bruselas es una ciudad donde recomendamos mucho parar, no solo por su arquitectura sino también por sus famosos chocolates. Anímate a descubrir esta ciudad (y otras más) con nuestras Experiencias Gurú y visita alguna de estas tiendas (o todas, no te vamos a juzgar).

Foto por Thuong Do en Unsplash

Mary
Esta casa chocolatera existe desde hace exactamente 100 años, creada por la primera mujer chocolatera de Europa, Madame Mary Delluc, quien en 1942 se convirtió también en la primera proveedora de chocolate en obtener una orden real. Visita su tienda original en la Rue Royal, notable por su arquitectura estilo art déco, para probar algunas de las recetas que ella desarrolló, como los ballotin de pralines’.

Galler
Este nombre no es tan reconocido como los otros porque los chocolates aquí creados no se exportan, pero no por eso son menos deliciosos. Su especialidad es un chocolate hecho con 85% de chocolate oscuro puro, con el sencillo nombre «Black 85», pero cuentan con 22 variedades de chocolates en barra, tanto oscuros como blancos y con leche. Ideales para llevar de regalo.

Foto por Louis Hansel en Unsplash

Neuhaus
Fundada en 1857, esta chocolatería solía ser una farmacia, en la que el fundador Jean Neuhaus vendía pastillas cubiertas de chocolate y donde, más tarde, su nieto creó el dulce que ahora define a Bélgica: el praliné. Actualmente es uno de los productores más lujosos y reconocidos del mundo y sus creaciones todavía se presentan en las vitrinas originales de la farmacia.

Pierre Marcolini
Para los amantes del chocolate oscuro, Pierre Marcolini es una parada imprescindible. Aquí el cacao es el rey, y se compra directamente a los productores locales. Si compras algo, podrás ver en el empaque el origen de los granos, porque Marcolini cree que varían tanto como las uvas con las que se hacen los vinos. Además de disfrutar los chocolates y macarons, la decoración y presentación de los productos te dejará con la boca abierta.

Foto por Rodrigo Flores en Unsplash

Lawrence
Una opción que mezcla lo tradicional con los sabores de otros rincones del mundo es Lawrence, famosa por sus dátiles cubiertos con chocolate y por sus creaciones inspiradas en flores y rellenas de mousse. Lleva solo unos pocos años en funcionamiento, pero ya se ganó un lugar en el tradicional mundo de los chocolates belgas por su original fusión con ingredientes del Medio Oriente.

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.

Deja un comentario