Puerto Vallarta es uno de los destinos más populares de nuestro país. Y no es para menos, ya que sus playas son perfectas para relajarse, ejercitarse y comer delicioso. Estas son cinco de las más hermosas, ya sea en el puerto o en sus alrededores.
Camarones

Pareja practicando paravelismo. Foto por AJ Garcia en Unsplash

 
Además de ser muy accesible (está un poco más al norte del centro de la ciudad), tiene la ventaja de ser una de las playas más limpias de México. Cuenta con certificados nacionales e internacionales. Es frecuentada sobre todo por familias y personas que disfrutan de hacer deportes de playa, como el paravelismo. Entre julio y diciembre, es muy común ver a tortugas desovando. Después de tu largo día de sol y actividad, puedes comer en El Barracuda, un lugar con excelente vista al mar donde se sirven, por supuesto, mariscos.
 
Chacala

Playa Chacala. Foto por 

 
Esta playa se encuentra en Nayarit, a 100 kilómetros de Puerto Vallarta. Vale la pena conocerla porque es un paraíso lleno de atractivos naturales, donde puedes practicar esnórquel y avistamiento de aves: podrás ver pelícanos, gaviotas, garzas y hasta urracas. También está muy cerca de áreas perfectas para el surf. En las palapas a la orilla del mar encontrarás una gran oferta de mariscos frescos, en especial camarones y pez dorado. Si necesitas wifi, el Chac Mool Café es una gran opción.
 
Las Gemelas

Playa Las Gemelas. Foto por anaroza en Flickr

 
A solo nueve kilómetros del centro de Puerto Vallarta, Las Gemelas son dos playas, como su nombre lo indica. Es muy fácil llegar a la playa norte, pero a la sur es un poco más complicado, pues se necesita nadar o caminar sobre las rocas. Sin importar cuál decidas visitar, lo mejor es ir entre semana o muy temprano en fin de semana, para ocupar un buen lugar en la arena y así disfrutar lo más posible de la belleza geográfica del lugar, que incluye montañas y costa. Eso sí, lleva tu propia comida y bebida, porque no hay mucha infraestructura. Y recuerda no dejar basura.
 
Yelapa

Foto por Ernest McGray Jr. en Flickr

 
A este paraíso solo se puede llegar por mar, en un viaje de 40 minutos desde Puerto Vallarta. Gracias a que ofrece privacidad y tranquilidad, muchos famosos aman vacacionar en esta playa, donde se puede disfrutar no solo del hermoso mar, sino de montañas, vegetación y dos cascadas, que permiten actividades como el buceo, la pesca, el parasailing y los paseos a caballo. Además de los mariscos, no te puedes perder los pays que se venden en la playa. Son elaborados por manos locales y ya se consideran una tradición
 
Destiladeras

Playa Destiladeras. Foto tomada de Wikipedia

 
También en Nayarit, a Destiladeras se llega en un viaje de menos de una hora. Es una playa tranquila, con arena clara y mucho espacio para jugar en la arena —tiene una extensión de poco más de cinco kilómetros—, por lo que es recomendada para familias. También es perfecta para practicar actividades como kayak o veleo. No cuenta con los servicios que tienen playas más concurridas, pero sí puedes encontrar sillas y palapas, baños y palapas con deliciosos mariscos. Es decir: lo indispensable.

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.