Compra tu pase a Disneyland París con anticipación

Si eres fan de las emociones fuertes o de las historias de ensueño y estás armando tus próximas vacaciones a Europa, definitivamente tienes que pasar un día en Disneyland París. Te sorprenderá saber que este parque es mucho más barato que los de Estados Unidos. Así que no lo pienses más y escápate un día, sobre todo si viajas con niños y ya se cansaron de los montones de museos y lugares turísticos.

Foto por Patrícia Ferreira en Unsplash

El costo del boleto es de 56 euros, y tendrás la opción de utilizarlo tanto en el Parque Disneyland como en el Parque Walt Disney Sutdios —o ambos—, dependiendo de lo que elijas. Aprovecha para divertirte en familia con una gran variedad de atracciones, espectáculos y desfiles. Por si fuera poco, la entrada es gratuita para los niños menores de tres años y las personas que cuenten con una tarjeta de discapacidad.

Recuerda que tus boletos incluyen el ticket FASTPASS® para reservar en las máquinas las atracciones que quieras visitar y ahorrarte las filas. Para los amantes de la adrenalina, están la Big Thunder Mountain y la Space Mountain 2, un par de montañas rusas de gran velocidad que cumplirán todas sus expectativas. Los que gustan del terror, no se cansarán de Phantom Manor, mientras que los más pequeños podrán navegar por el clásico It’s a Small World.

¿Combinar la ciudad del amor con el mágico mundo de Disney? Por qué no. Este mix es un gran dos en uno. No importa la edad que tengas, Disney siempre sacará a tu niño interior.

Guía práctica

Llegar es muy fácil. El parque está a tan sólo una hora de París y hay un tren que te deja muy cerca. Toma la línea roja del tren RER-A y baja en Marne-la-Vallée-Chessy, la parada donde se encuentran tanto Disneyland como Walt Disney Studios Park. Te costará aproximadamente €15.20 de ida y vuelta por cada adulto y la mitad de precio para los niños de entre 4 y 10 años. Los menores viajan gratis.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.

Deja un comentario