Descubre la Huasteca Potosina con esta nueva ruta

¿Las largas horas de carretera te disuadían de explorar este maravilloso destino natural? Te tenemos una gran noticia: la aerolínea Aeromar estrenó el pasado 15 de agosto una nueva ruta que va desde la Ciudad de México hasta el Aeropuerto Nacional de Tamuín, ubicado a tan solo 55 minutos del corazón de la Huasteca.

Texto por Mariana Custodio

Foto por Shutterstock

Así que ya no hay pretextos para disfrutar de lo mejor de San Luis Potosí, un lugar para amantes de la naturaleza, la aventura (y también la gastronomía). Solo es cuestión de estar pendiente de nuestras ofertas. Estas son algunas de las experiencias que no te puedes perder.

Admira las cascadas de aguas turquesas
Lánzate una mañana al municipio de El Naranjo con la compañía Adventure Land para explorar las maravillosas cascadas y los paisajes de aguas azul turquesa. Puedes recorrer este parque natural de distintas formas: en kayak, rappel, paddle board, tubing o simplemente saltando de una cascada a otra. La cascada más alta es El Salto, con una caída de 70 metros.

Descubre un jardín surrealista en medio de la nada
¿Te imaginas encontrar esculturas de concreto —con escaleras, puentes y ventanas que no dan a nada— en medio de la vegetación? Así es el Jardín Escultórico de Edward James en Xilitla, un mundo lleno de magia y surrealismo donde podrás dejar volar tu imaginación. Lo que empezó como un jardín de orquídeas, se convirtió en una obra maestra de la arquitectura.

Foto por Shutterstock

Visita el Museo de Leonora Carrington
Para seguir con el mood artístico, tienes que descubrir este espacio dedicado a una de las figuras más importantes del movimiento surrealista del siglo XX, que también está en Xilitla. En el museo encontrarás una colección de escultura, litografías, dibujos y textiles diseñados por la artista inglesa nacionalizada mexicana.

Disfruta las delicias locales
En tu visita a esta región de San Luis Potosí no puedes dejar de probar el zacahuil, un tamal gigantesco —que llega a medir más de un metro y medio de largo y pesar hasta 20 kilos— relleno de carne de cerdo o pollo. Otro imperdible son los bocoles, gorditas de masa con manteca mezcladas con queso o con frijol negro. Todo este acompañado de un buen jobito, una bebida muy fresca típica de la zona.

Foto por Shutterstock

Ve salir (o llegar) a miles de aves
El Sótano de las Golondrinas es uno de los abismos naturales más espectaculares de México, una caída libre de 376 metros no apta para los que sufren de vértigo. En su interior anidan cientos de aves que, dependiendo de la hora, salen o llegan. Si estás dispuesto a madrugar, el espectáculo de ver cómo comienzan a volar es imperdible, aunque el aterrizaje también vale mucho la pena.

Nada en las aguas turquesas del Puente de Dios
Este balneario natural tiene dos pozas de agua clarísima perfectas para darte un buen chapuzón. En las paredes de sus sus cavernas podrás ver estalactitas y estalagmitas formadas por el paso del tiempo. Como consejo práctico: en un mismo día puedes recorrer este lugar y las Cascadas de Tamasopo, que están a buena distancia.

Otros lugares que no debes perderte en tu visita a la Huasteca son: las Cascadas de Tamul y Tamasopo, además de Ciudad Valles, donde podrás encontrar muchas opciones de hospedaje para cualquier presupuesto. También imperdibles: los pueblos mágicos de Xilitla y Aquismón (perfecto para comprar artesanías). 

Deja un comentario