Se acerca uno de los meses de más tradición en nuestro país y a veces, se nos olvida que contamos con una riqueza cultural como pocas, buscando en otros lados lo que tenemos en casa. Por eso, si este año no tienes planes, presupuesto o ganas de ir tan lejos, en verdad te invito a que vivas México y visites México.

Estos son algunos de los festivales más impresionantes para celebrar el Día de Muertos que tienes que disfrutar este año. Aprovecha que aún estás a buen tiempo de organizarlo todo para vivir como nunca nuestras raíces y tradiciones.

  •  Ciudad de México: 27 de octubre

Ya te imaginarás que aquí hay de todo y para todos. ¡Definitivamente uno de los mejores lugares para pasar Día de Muertos! El festejo es en grande, con desfile de carros alegóricos, disfraces, catrines y flores por todos lados. Si ir al cementerio no es lo tuyo, puedes ir a San Andrés Mixchic, un barrio en la delegación Tláhuac que echa la casa por la ventana en esta fecha con el tradicional pan de muerto, las calaveritas de azúcar y clásica música y danza mexicana.

  • Calaca Festival en San Miguel de Allende, Guanajuato: del 1 al 4 de noviembre

Fiesta y tradición en su máxima expresión. Si hay algo que aquí no falta son los altares que se exhiben durante toda una semana. Además de la gran fiesta, también tienen programados conciertos, talleres, conferencias y presentaciones de arte. La celebración de este Pueblo Mágico es considerada una de las mejores en el país.

  • Festival de Vida y Muerte en Xcaret, Quintana Roo: Del 30 al 2 de noviembre

Sol, arena, mar y tradición, la combinación ideal para el Festivales de Día de Muertos perfecto. Se celebra en Xcaret y son 4 días enteros de un despliegue cultural a lo grande. La Riviera Maya se viste de luz, color y sabor con conciertos de gala, exposiciones y muestras gastronómicas que te dejarán con la barriga bien llena y el corazón más contento que nunca.

  • Pátzcuaro, Janitzio y alrededores: 1ro de noviembre

En Michoacán sin duda que se vive y se siente México. Es una de las zonas más tradicionales del país para conmemorar el Día de Muertos. Si vas, encontrarás fiesta por todos lados, empezando por Pátzcuaro y poblados cercanos como Jarácuaro, Tzintzuntzan, Ihuatzio y Zirahuén. No hay panteón que no tenga tumbas adornadas con flores de cempasúchil, velas, comida y bebida para los fieles difuntos. Si te gusta la música, este es el lugar para ti, porque se festeja a lo grande con mariachi, banda, norteño y todo tipo de música regional, acompañada por supuesto de tragos y recuerdos. El cementerio más famoso es el de Tzintzuntzan, a media hora de Pátzcuaro, por lo impresionante de sus ofrendas. El panteón de Tzurumútaro, tampoco se queda atrás. Mientras que, en el mero lago de Pátzcuaro, quedarás sin aliento con el tradicional desfile de canoas iluminadas que realizan la danza de los pescadores, un tributo al dios de la muerte de la cultura tarasca.

Una conocida leyenda, dice que las almas vuelan como mariposas sobre el lago y que, para ver su reflejo, solo hay que abrir el corazón. ¡Sin palabras!

  • Huaquechula: 1 y 2 de noviembre

Huaquechula es un poblado a 45 kilómetros de la ciudad de Puebla. Tiene por costumbre montar espectaculares altares dentro de las casas, combinando tradiciones mixtecas y católicas. Es típico que entre los habitantes abran las puertas de sus casas a los visitantes que quieran ver sus ofrendas. La hospitalidad es la palabra que define los festejos de este lugar ya que, los anfitriones comúnmente ofrecen chocolate caliente y comida típica. Ya el segundo día de noviembre limpian los cementerios y adornan las tumbas de sus difuntos.

  • Mérida: del 30 de octubre al 2 de noviembre

Lo más increíble es que en la gran mayoría de las comunidades de este estado, así como en la ciudad capital, la tradición maya, Hanal Pixán, que celebra el reencuentro con los seres queridos que ya se fueron, se mantiene intacta. Uno de los eventos más representativos es el Paseo de las Ánimas, en la que cientos de muertos vivientes caminan del panteón al Arco de San Juan. Observa los altares de las casas, panteones e iglesias con un manteles blancos o negros, dependiendo del comportamiento que tuvo el difunto en vida.

  • Festival de Calaveras en Aguascalientes: del 26 de octubre al 4 de noviembre.

Una calavera gigante se convierte en el escenario de un sin fin de fotografías en la Isla San Marcos, lugar donde se realiza este festival. Su Museo de la Muerte es una visita obligatoria; sus platillos gastronómicos una fiesta para el paladar y sus artesanías una muestra clara del talento mexicano. Todo acompañado de conciertos, paseos y leyendas.

  • Pomuch: 1 y 2 de noviembre

Este pueblito está en Campeche y su festejo es impresionante porque lo creas o no ¡los muertos salen para celebrar a los vivos! Una semana antes del Día de Muertos, la gente va al cementerio para sacar los restos de sus seres queridos, siempre y cuando tengan al menos 3 años de haber fallecido. Mientras platican con sus difuntos, limpian y dejan que a sus restos les de un poco de aire, para después guardar sus huesos en una cajita forrada con tela bordada y decorada, que se colocan en osarios de colores, acompañados de agua y veladoras. ¿Lo harías?

  • Oaxaca: del 26 de octubre al 4 de noviembre

Un estado que crea su propio mundo durante estas fechas para recordar a sus seres queridos, poniendo ofrendas de todo lo que en vida les gustaba. Es tradición visitar el Panteón General o el Panteón de Xoxocotlán, que siempre se adorna con miles de velas, flores y organiza concursos de disfraces. Ya en los días cercanos al Día de Muertos, la ciudad se llena de vida con recorridos de música, que se conocen como “muerteadas”. Con ese término se refieren a desfiles tradicionales de personajes que bailan al ritmo de la sonora banda oaxaqueña y cada uno de los grupos pertenece a distintos barrios de la capital, como Jalatlaco, San Juan Bautista o la cercana comunidad de Etla.

  • Festival de las Almas en Valle de Bravo, Estado de México: del 26 de octubre al 2 de noviembre

Por último, pero no menos importante, está el festival de Valle de Bravo, en el Estado de México, un paraíso verde con un lago súper bonito, en donde toda una semana hay danzas, teatro, exposiciones y foros gratuitos.

Un Pueblo Mágico lleno de vida, naturaleza que sin duda te recomiendo visitar en las próximas festividades de Día de Muertos.


Decide y elige el destino que te quede más cerca o que mas te guste y maravíllate con todo este que tenemos a la mano año con año en nuestro México!! … Celebra nuestras tradiciones y ¡Buen viaje, Viajero!