Guía para los viajeros que van por primera vez a La Habana

La capital de Cuba fascina a los viajeros por su cultura, ritmo y hospitalidad. ¿Aún no la has visitado? Antes de dirigirte al Caribe, checa estas recomendaciones:

Foto por elCarito en Unsplash

¿Dónde se encuentra?
La capital de Cuba se localiza al noroeste de la isla, justo enfrente del Estrecho de Florida. Fundada en el siglo XVI por colonos españoles, ocupa una de las bahías naturales más seguras de todo el continente, la Bahía de La Habana.
Respecto a la zona horaria, la ciudad se encuentra en el cuadrante GMT -4, compartiendo hora con el resto del Caribe y la Costa Este de Estados Unidos: eso quiere decir que tendrás que agregarle una hora al reloj si viajas desde México.

¿Cómo llegar?
La Habana cuenta con el aeropuerto más grande e importante del país, llamado José Martí en honor a su prócer de la independencia. Si tomas un auto desde la terminal hasta el centro de la ciudad, tardarás alrededor de media hora en llegar.
Desde México, tres aerolíneas realizan viajes hacia la capital cubana: Aeroméxico, Interjet y Cubana de Aviación; el viaje tiene una duración aproximada de dos horas desde la Ciudad de México.

Foto por elCarito en Unsplash

El clima
Por hallarse en una isla tropical, disfrutarás de días soleados y calurosos casi todo el año. La temperatura máxima promedio es de 32 ºC, de mayo a agosto, y una mínima de 18 ºC entre enero y febrero. A partir de septiembre, las lluvias son frecuentes y refrescantes, por lo que portar un paraguas o chaqueta ligera será más que suficientes para protegerte. Ojo: la temporada de huracanes en Cuba comienza en julio y suele terminar en noviembre, así que nunca está de más informarse sobre el estado del tiempo con anticipación.

Las monedas
Seguramente has escuchado que en Cuba se emplean dos monedas, el peso cubano (CUP) y el peso convertible o CUC. Este último tiene una paridad fija con el dólar de 1:1, lo cual quiere decir que su valor es igual al de la moneda de Estados Unidos. Toma en cuenta que prácticamente todos los servicios ofrecidos a turistas extranjeros se cobran en CUC’s, por lo que lo más conveniente será darle prioridad a esa divisa. Si por alguna razón necesitas CUP’s, siempre podrás cambiar pesos convertibles a pesos cubanos en las casas de cambio.
¡Mucho cuidado! No es recomendable llevar contigo dólares porque te cobrarán una tasa del 10% por su cambio a monedas cubanas. En cambio, tanto el euro, como la libra y el dólar canadiense no sufren penalización y pueden emplearse.

Foto por elCarito en Unsplash

De visita obligatoria
La Habana es una de las ciudades con mayor riqueza arquitectónica y cultural de América, algo que no debes de perder de vista durante tu recorrido. Por supuesto, el casco antiguo de la ciudad, también llamado La Habana Vieja debe concentrar tus esfuerzos viajeros. De aquí no te vayas sin contemplar el Capitolio Nacional, emblema de la ciudad construido para ser sede del Poder Legislativo. Hoy está abierto al público.
Otro monumento imperdible: el Castillo del Morro, imponente fortaleza que distinguirás desde lo lejos por sus sólidos muros y su bonito faro. Hoy es posible recorrer su interior e imaginarse dentro de una batalla marítima entre ingleses y españoles.
A su vez, el Museo de la Revolución resguarda fotografías, documentos y artefactos que narran el movimiento social y armado en el que participaron el Che Guevara, Camilo Cienfuegos y Fidel Castro. Cerca, en dirección a las olas, el Malecón de La Habana regala típicas postales cubanas, con sus enormes autos de los años cincuenta (conocidos aquí como almendrones) y sus atardeceres.
¿Te gustan la arena y el mar? En las cercanas Playas del Este tendrás montones de lo anterior en tonos de blanco y turquesa.

Foto por elCarito en Unsplash

La comida
Lo más recomendable es acudir a un paladar, restaurantes montados en casas particulares. Allí podrás probar cocina típica cubana, así como delicias de las gastronomías italiana y española. También te vas a encontrar con cafeterías y restaurantes operados por el gobierno, cuyos precios son mucho más bajos aunque no siempre cuentan con insumos. La carta de ambos tipos de lugares puede variar constantemente, pues —como seguramente sabes— el bloqueo comercial impuesto por Estados Unidos a la isla limita enormemente la disponibilidad de ciertos ingredientes.

 

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario