Itinerario de Cuba en 10 días

Esta es la oportunidad perfecta para que viajes a Cuba y descubras hasta el último rincón de la isla caribeña. Aquí te dejamos este itinerario con el que no te faltará nada.

Día 1 a 3: La Habana

Has llegado a la capital cubana. Las mejores cosas que tienes que hacer en La Habana son visitar el Hotel Nacional de Cuba, donde se reunieron los miembros de la mafia estadounidense en 1946, pasear por el Malecón e ir a la Habana Vieja. Escucha con atención la historia de este país en boca de sus habitantes, seguro aprendes bastante.

Los mejores lugares para hospedarse son Habana Vieja, en un lugar que se llama Vedado, que aún resguarda la elegancia de tiempos pasados y además es muy popular, por lo que de seguro conoces a más viajeros como tú. También, si buscas una opción lujosa, puedes hacerlo en Miramar.

Es una ciudad pequeña pero con mucho que ver y probar, por ejemplo, la Tukola (su versión de refresco de cola) o el restaurante La Flor de Loto. Ahora bien, si lo que quieres es probar las cervezas artesanales, no hay mejor lugar para hacerlo que en La Vieja Fábrica. No te pierdas la cerveza roja.

Asegúrate de tomarle foto al Capitolio. Es un monumento inspirado en el de Washington. Además, visita la Plaza de la Revolución, donde encontrarás al Che y a Camilo Cienfuegos, pregunta quiénes fueron y escucha con atención.

No te puedes ir de La Habana sin probar los deliciosos mojitos que hay en la Bodeguita del Medio, icónico lugar donde este trago fue inventado. Si quieres comprar algún recuerdito puedes hacerlo en el Paseo del Prado.

Foto por Shutterstock

Día 4: Pinar del Río

Esta es la tierra del tabaco, también conocida como el jardín de Cuba, en donde encontrarás monumentos importantísimos que habrás de recorrer en un día. Y sobre todo, gozarás del contacto con la naturaleza de formas que no te imaginas.

Visita el Teatro José Jacinto Milanés para que admires sus decorados en madera y metal, o bien para que te tomes un café en su patio de estilo sevillano. Después puedes ir al Museo de Historia Natural Tranquilino Sandalio de Noda, ya que es uno de los edificios más emblemáticos de esta ciudad.

Por supuesto que no puedes irte de Pinar del Río sin visitar la Fábrica de Tabacos Francisco Donatién, para que conozcas el trabajo artesanal de producción de tabacos. Eso sí: si odias el olor mejor, abstente de caminar por sus pasillos, ya que es bastante fuerte. A tu salida, llévate uno de sus productos para que lo deleites en un atardecer.

Foto por tr_7 en Pixabay

Día 5: Cienfuegos

Es conocida como La Perla del Sur por una sola razón: sus calles y edificios están construidos al estilo neoclásico, pintados en colores pastel. Con esta ciudad quedarás fascinado y seguro tomarás todas las fotos imaginables. Eso sí, prepárate para caminar para lograrlo.

Es imprescindible que visites el Parque José Martí ya que, de alguna forma, te trasladará a la época de la colonización francesa. Sigue con el Teatro Tomás Terry, construido en 1889 y considerado como uno de los edificios más elegantes de Cienfuegos.

Tómate una foto en el Arco del Triunfo cubano, construido de forma voluntaria por obreros de la ciudad y si tienes chance, pregunta por su historia.

Al atardecer asegúrate de llegar hasta Punta Gorda para que puedas observar un paisaje inigualable, mágico y realmente encantador. Como ya habrás recorrido todo el malecón, es momento de ir a refrescarse al bar del Hotel Jagua, donde tienen mesas para que disfrutes tus bebidas junto al mar.

Por último, si te atreves, visita el Castillo de la Jagua, una fortaleza que se usaba para proteger la ciudad de los piratas. Mucha gente asegura haber visto un fantasma conocido como La Dama Azul, pero quién sabe si se te aparezca a ti.

Foto por Shutterstock

Día 6: Santa Clara

A tan solo tres horas de La Habana, se encuentra Santa Clara. Unos argumentan que es la ciudad más revolucionaria de Cuba porque es conocida como la ciudad del Che y por lo mismo hay lugares imprescindibles en tu paso por aquí.

Ve a ver la estatua del Che con un niño en sus brazos delante de la oficina central del Partido Comunista, sin duda un punto representativo en toda la historia de Cuba. Más tarde entra al Museo Vagón en el que podrás encontrar armas de fabricación casera que sirvieron a los 18 guerrilleros liderados por el Che para que vencieran a los militares.

Además, siguiendo con los homenajes a este personaje, tendrás que ir al Memorial, pues es la principal atracción de Santa Clara. Este cuenta con otra estatua del Che, con la diferencia de que se puede leer en un gran bloque de piedra la carta de despedida que le escribió a Fidel Castro.

Por último, para que observes el ajetreo cotidiano de la ciudad puedes ir al Bulevar 1898, pues no es tan conocida entre turistas y hay muy buenos precios si decides hacer compras de recuerditos. Además, los locales ofrecen variedad de productos para comer, beber y comprar. Es un sueño.

Foto por Wikipedia

Día 7: Las Tunas

Esta provincia cubana esconde tesoros a los que no muchos viajeros han llegado y esta es tu oportunidad para hacerlo. Lo que no debes olvidarte de hacer es visitar las playas vírgenes de aguas cristalinas y arena blanca sin la intervención de complejos hoteleros que dañan el medio ambiente.

Es conocida como el balcón del oriente cubano, precisamente por los sitios privilegiados llenos de naturaleza y paraísos inolvidables. Entérate de su historia con un paseo por el Museo de los Mártires de Barbados, dedicado a las víctimas del ataque perpetrado en 1978 en ese mismo lugar.

Sorprendentemente, hay también una casa antigravedad, que es uno de los principales atractivos de Las Tunas. Aquí puedes tomarte fotos y videos que parecerán de otra galaxia, pues el lugar suele mostrar fenómenos ópticos y físicos que guardan relación con la fuerza de gravedad.

Pasa la tarde en el Lago Celestial Las Minas, cuya agua tiene una ventaja: es buenísimo para la piel. Aquí hay un bar abierto las 24 horas y una piscina por lo que no te faltará absolutamente nada.

Foto por Wikipedia

Día 8: Manzanillo

Es momento de que disfrutes del mejor clima cálido de todo Cuba, y Manzanillo es el lugar perfecto para eso. Comienza por buscar alguna obra en el Teatro Manzanillo

Te darás cuenta que la arquitectura de esta ciudad es impresionante: del estilo árabe y neo-árabe, no muy común en el continente americano.  Pasea por el Parque Céspedes, en donde a menudo encontrarás algún concierto, y por la Iglesia Parroquial Mayor de San Salvador y si tienes ganas de un museo, ve al Museo de la Damajagua a ver símbolos de la independencia cubana.

Uno de los mejores hoteles que vas a encontrar es el hotel Guacanayabo, cerca de la Plaza de la Revolución, prueba ir a su restaurante para comer y beber antes de continuar con el tour.

Si lo que quieres es disfrutar el malecón, te recomendamos un paseo en caballo o simplemente una caminata del tiempo que tú quieras. Lo que sí es que no te puedes ir sin haber tomado un trago de un buen ron.

Foto por NorthAmericanStories en Pixabay

Día 9 y 10: Santiago de Cuba y Guantánamo

Finalmente, visita Santiago de Cuba, la segunda ciudad más importante del país. Comienza tu recorrido por el Cementero de Santa Ifigenia, donde descansan famosos como Manuel de Céspedes, Emilio Bacardí o Compay Segundo. Además, hay un mausoleo dedicado especialmente a José Martí, padre de la patria cubana.

Sigue con el Cuartel de Moncada, un antiguo cuartel militar de la revolución en Cuba que hoy en día es una escuela. Sin embargo, aún reserva los agujeros hechos por las balas durante el asedio para recordar las batallas que se libraron.

También tienes que admirar la ciudad de una forma distinta, subiéndote al mirador de Casa Granda, un hotel colonial construido en 1911 que sin lugar a dudas tiene la mejor terraza de la ciudad. Y, lo mejor de todo, es que puedes subir a ver el atardecer con un mojito.

Otra de las cosas imperdibles es visitar la Librería La Escalera, abarrotada de libros y carteles revolucionario. Si buscas llevar algún recuerdo, no hay mejor opción que uno o varios libros que recuerden las épocas pasadas.

Por último, ve a Guantánamo, sobre todo a la Plaza del Mercado a comer algo de lo que venden los locales ahí. Pasea por sus pasillos. También admira la arquitectura única de estilo neoclásico que la caracteriza, una de las cosas que más llama la atención es que está llena de detalles.

Además, visita las Terrazas de La Maquina y Playa Maguana, busca recorridos que te ofrezcan la oportunidad de despedirte de los mares caribeños de la mejor forma: nadando en ellos.

One Comment

Deja un comentario