Itinerario por Perú de 10 días

¿Estás listo para tu aventura por Sudamérica? No te pierdas estas recomendaciones para viajar durante 10 días por el país más codiciado para turistas de todo el mundo.

Foto por Gurú de Viaje

Día 1: Lima

La capital de Perú es la excusa perfecta para probar su única e inigualable gastronomía, pero antes debes pasear por el Parque Kennedy, en el centro de Miraflores, entre gatitos callejeros que se refugian ahí.

Después puedes ir a comer al Mercado No. 28, que es perfecto para quien no tiene tanto tiempo pero ganas de comer platos típicos como cebiche, chaufa o el suspiro limeño. Para pasar la tadre no hay nada mejor que El Malecón el Puente de los Suspiros.

Antes de partir a tu siguiente destino, asegúrate de tomarte un buen café peruano (para aguantar el viaje) en Café Negro y de comprar al distrito Barranco, que es la zona moderna con estilo joven de toda Lima.

Foto por Amilcar Alvarez Garcia en Unsplash

Día 2: Arequipa

Claro que no todo Perú está en Lima, Arequipa también es un destino de ensueño. Primero puedes visitar el Monasterio de Santa Catalina de Siena para empaparte de la arquitectura local, después darte una vuelta por el Barrio de San Lázaro y probar distintas picanterías: restaurantes típicos de Arequipa cuya característica es servir comida picante.

Además, puedes visitar la Casa Museo Mario Vargas Llosa, que es el lugar donde el escritor nació. Ahí encontrarás una colección interesante sobre la vida y obra del Premio Nobel de Literatura de 2010. O bien, adquiere la tela que más te guste en Mundo Alpaca, un museo sobre la tela de alpaca.

Pero, probablemente, la mejor atracción que encontrarás serán los miradores a lo largo de la ciudad. Te recomendamos visitar el tradicional de Yanahuara, que se eleva por más de 50 metros, o el de Sachaca, una torre de 19 metros desde la cual pueden observarse los volcanes.

Foto por Jean Vella en Unsplash

Día 4: Cañón del Colca

Este es quizá el mejor destino para hacer trekking no solo en Perú sino en toda Sudamérica. El Cañón del Colca está a cuatro horas de Arequipa (así que será fácil llegar) y es el segundo cañón más profundo de todo el mundo.

Si te interesa, podrás subir hasta 6,388 metros sobre el nivel del mar. De lo contrario, disfruta del vuelo de cóndor, sus alrededores coloniales ¡y más buena comida! Eso sí, prepárate para mascar hojas de coca porque las vas a necesitar.

También puedes ir a las aguas termales de La Calera, que provienen de un volcán inactivo y contienen potasio, calcio, sodio, cloruro, magnesio y sulfatos que te pueden ayudar a aliviar problemas circulatorios, musculares y del sistema nervioso. Relajarte te saldrá muy bien.

Foto por Sander Lenaerts en Unsplash

Día 5: Puno

Al llegar no te olvides de ir directo a la Plaza de Armas de Puno y caminar sobre la Calle Lima, que es donde se encuentran todas las coloridas artesanías.

También puedes recorrer la Ciudad de las Cajas Reales, una de las zonas más antiguas pero lindas. Te recomendamos poner atención al templo de Inca Uyo, uno de los más hermosos que encontrarás en el mundo.

Si caminas por ahí, te encontrarás seguramente con un mirador que da al Lago Titicaca: aprovecha para tomar muchísimas fotos.

Foto por Jeison Higuita en Unsplash

Día 6: Lago Titicaca

Con 3,800 metros de altura, es el más alto del mundo. Perú comparte este lago con Bolivia y otras pequeñas islas. Sin embargo, desde el lado peruano puedes conocer las islas Uros, Taquile y Amantí.

Este lugar, además de contar con paisajes naturales muy hermosos, ha logrado promover un turismo mucho más sostenible que repercute en sus comunidades. Aquí el trabajo se hace de forma colectiva y se rigen bajo el código moral inca que dicta «no robar, no mentir y trabajar». Y por su fuera poco sus habitantes solo comen carne en ocasiones especiales.

El lugar ejemplo que todos necesitamos visitar.

Foto por DCChefAnna en Pixabay

Día 7: Cusco

En Cusco hay varias cosas que hacer, por lo que dividiremos este recorrido especial en dos partes; en esta primera lo que es recomendable hacer es visitar la Sascsayhuaman, la única fortaleza inca en el mundo que aún hoy se desconoce cómo fue construida.

Relájate tomando una cerveza cusqueña en alguno de los muchos establecimientos que hay en la ciudad y que además, es símbolo de ella.

Para seguir tu recorrido, asegúrate de pasar por Qorikancha o el Templo Dorado, sobre el que se construyó el convento de Santo Domingo, ya que es un referente no solo en la historia de Perú sino para los incas.

Antes de irte a descansar, no olvides pasar al Mercado de San Pedro, que te asombrará con tantos colores ahí conviviendo. En este mercado puedes encontrar carnes, verduras y muchas artesanías.

Foto por Shutterstock

Días 8: Valle Sagrado

Dicen que este lugar lo tiene todo. A muy corta distancia desde Cusco está el mercado tradicional de Pisac, un lugar que alberga las artesanías más famosas de todo Perú, pero también podrás encontrar Chinchero, un pueblo de lo más pintoresco.

Otro de los lugares que no debes perderte es Urubamba, lugar donde aseguran se produce el mejor maíz del mundo —habrá que constatarlo—, y donde el clima es perfecto para no querer regresar nunca a la  realidad.

Una de las experiencias más populares de este lugar es hacer glamping o camping glamuroso. Las tiendas, o dormitorios en realidad, son para cuatro personas y cuentan con baño y comedor. Sin embargo, desde este lugar se puede ver todo el Valle Sagrado.

Ten en cuenta que llegar a él hay que subir un montón de escaleras y caminos al borde de ciertos acantilados. Aunque cuenta con todas las medidas de seguridad, por favor no vayas si tienes miedo a las alturas.

Foto por Jeremiah Berman en Unsplash

Día 9: Machu Picchu

Una de las maravillas del mundo no necesita explicación, ¿o sí? Subir a Machu Picchu es una experiencia única de la cual no te vas a arrepentir. Toma un tren desde Cusco y ve observando el paisaje.

Esta, además, es la oportunidad perfecta para meditar y conectarte contigo mismo. Al final de cuentas, el tiempo que estarás desconectado de las redes sociales mientras estás aquí te ayudará a sentirte bien.

A 2,490 metros sobre el nivel del mar, esta es la atracción número uno de Perú. Pero para llegar a ella y disfrutarla, tienes que mentalizarte y prepararte para caminar un largo rato, así que llévate unos buenos tenis.

Foto por Eduardo Ruiz en Pixabay

Día 10: Cusco

Es el último día de todo tu recorrido y no puedes irte sin haber conocido la piedra de los 12 ángulos, por lo que esta la ocasión en la que lo hagas.

Para despedirte de Perú, pasea por su plaza central por la noche y graba en tu memoria los edificios iluminados. Puedes hacer un pequeño walking tour por las distintas iglesias.

De cenar pide un cuy, uno de los platos típicos de la cocina peruana y una exquisita joya. Para cerrar con broche de oro, date una vuelta por el Barrio de San Blas y tómate un pisco sour.

One Comment

Deja un comentario