Lánzate de San Francisco a Yosemite en esta excursión de un día

Esta es la oportunidad perfecta para desconectarte del mundo, al menos por un rato, y pasear entre árboles y cielo azul. Si viajas pronto a San Francisco, no te olvides de hacer esta excursión de un día para conocer el Parque Nacional de Yosemite.

Foto por Jordan Pulmano en Unsplash

Espera a que el guía pase por ti a las seis de la mañana. Sabemos que es muy temprano, pero más adelante sabrás que vale la pena. Durante el roadtrip podrás admirar el amanecer mientras cruzas el puente de San Francisco-Oakland, vista privilegiada a la isla de Alcatraz (conocida popularmente por haber sido una prisión federal hasta 1963).

En el camino también podrás observar el famoso Golden Gate hasta llegar a Central Valley, la región agrícola más grande de Estados Unidos, con una extensión de casi 600 kilómetros. Comprar algunas frutas y verduras en este lugar es una opción, pero te recomendamos ampliamente que lo hagas. Así que no olvides llevar suficiente dinero para tus gastos.

Foto por Gaetan Pautler en Unsplash

Sin embargo, todo esto parecerá poco en cuanto llegues al Glacier Point de la Yosemite Falls, la cascada más alta de todo Norteamérica, con una altura de 2,199 metros. La vista es simplemente espectacular desde aquí. Prepara tu cámara para admirar distintos puntos panorámicos, como el Inspiration Point. También, pasarás un rato en El Capitán, Half Dome, Bridalveil Fall. Cerca de la base de la Yosemite Falls harás un picnic: no te olvides de preparar tus alimentos antes de empezar el viaje o bien puedes explorar las opciones para comer cerca del parque.

Por un costo total de 159 dólares, podrás descubrir los encantos de Yosemite. El transporte y la entrada al parque ya están incluidos. Además, tendrás a tu lado un guía profesional que responderá cualquier duda que pueda surgirte. Ponte ropa cómoda pues el recorrido es en gran parte caminar por todo el parque. No temas en descubrir por ti mismo todos los encantos que tiene Yosemite para los turistas.

Si debes cancelar, puedes hacerlo. Asegúrate únicamente de que sea 24 horas antes de la actividad, de lo contrario podrán cobrarte un cargo extra. Pero piénsalo bien: a Yosemite no puedes decirle que no.

Deja un comentario