Las cinco razones por las que más se retrasan los vuelos

A todos nos ha pasado. Llegamos al aeropuerto con dos horas de anticipación, documentamos maletas, pasamos por seguridad… y descubrimos que nuestro vuelo está atrasado. O a veces sí subimos al avión a tiempo pero tardamos minutos u horas en despegar.

Se considera que un vuelo está retrasado cuando le toma más de 15 minutos en despegar. Estas son las razones más comunes por las que esto sucede.

Foto por Gary Lopater en Unsplash

Esperar a pasajeros o a sus maletas
El reporte de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) en México, que analizó los vuelos salidos de CDMX en 2018, señala que la primera causa de retrasos son las aerolíneas. Para el Buró de Estadísticas de Transporte de Estados Unidos, es la tercera causa.

Entre las situaciones que entran en esta categoría está el esperar a pasajeros que tienen un vuelo de conexión, sobre todo si son varias personas las que no llegaron a tiempo. Lo mismo pasa con sus maletas, trasladarlas de un avión a otro toma tiempo.

Lentitud en los procesos
Siguiendo dentro de las razones que se pueden atribuir a las aerolíneas (que según los datos de la DGAC constituyeron el 14% de los vuelos atrasados en CDMX, mientras que en Estados Unidos son el 5.18%), estas incluyen cualquier proceso que no se haga con agilidad.

Por ejemplo, aquí entran también los sistemas de documentación que toman demasiado tiempo, las inspecciones de seguridad y el mantenimiento, además de algún atraso de la tripulación o cualquier daño al avión que deba ser reparado.

Mal clima
Según dijo la DGAC, este fue el segundo motivo por el que se atrasaron los vuelos desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en 2018. En ese periodo, el 67% de los vuelos salieron a tiempo, mientras que el 8.7% de ellos se demoró por lluvias, tormentas eléctricas, niebla o alguna otra razón relacionada con el clima.

Este tipo de atrasos no pueden prevenirse y no se atribuyen al aeropuerto ni a las aerolíneas, es por esa razón que no es su obligación darte un reembolso aunque el atraso sea significativo. Sin embargo, puede ser que por cortesía tengas algún descuento o bonificación.

El avión llegó tarde
Los aviones que llegan tarde son la primera causa de atrasos de vuelos en Estados Unidos, según el Buró de Estadísticas.

Seguro lo has vivido. Todo está perfecto: los pasajeros están en su sala, el personal de tierra está listo para revisar sus boletos y el personal aéreo también está en posición. Lo que falta es el avión.

Esto sucede cuando hay mucho tráfico aéreo, lo que causa que muchos aviones se queden en la pista, esperando su turno para despegar y otros tengan que dar vueltas en el aire, esperando para aterrizar. El efecto dominó hace que varios vuelos se retrasen.

Causas ajenas a la aerolínea
Lo que la DGAC llama «repercusiones de un tercero» es la tercera causa de retrasos de los vuelos que salen del AICM. Se trata de situaciones sobre las que la aerolínea no tiene control, pero que tampoco son el clima. En 2018, estos casos representaron el 7.7% de los atrasos, o más de 32 mil vuelos.

Por ejemplo, aquí entran el daño en la carga o descarga del avión, golpes que sucedan dentro de la plataforma o colisiones en el remolque.

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.

Deja un comentario