Lo que no te puedes perder en tu paso por Ginebra

Aprovecha el tiempo que pasarás en Ginebra con nuestro tour por París y Italia para conocer lo más representativo de esta ciudad llena de ciencia, cultura e historia. En tu recorrido entenderás por qué esta urbe es una de las mejores en calidad de vida.

Foto por Michal Dolnik en Unsplash

La Jet d’Eau
Con 140 metros de alto, lanzando chorros de 500 metros cúbicos a una velocidad de 200 kilómetros por hora, esta espectacular fuente te dará la bienvenida al bonito puerto de Ginebra. Así como sorprendente es la potencia y altura que alcanza su columna de agua, también lo es enterarse de que fue construida ¡en 1891! Sin duda alguna, es uno de los mayores portentos de la ingeniería suiza y el monumento sin piedra más importante de la ciudad.

El Globo de la Ciencia e Innovación del CERN
¿Te acuerdas de los experimentos que buscaban replicar el Big Bang en un laboratorio subterráneo? Pues ocurrió aquí, en Ginebra, específicamente dentro del gran acelerador de hadrones de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, mejor conocida CERN. Y si bien la visita a los sofisticados recintos donde hacen chocar protones a la velocidad de la luz (¡wow!) está prohibida, sí podrás recorrer su pabellón dedicado a la difusión de la investigación subatómica, llamado el Globo de la Ciencia y la Innovación. Compuesto por una gran esfera dorada, en su interior aprenderás cómo estos complejos procesos físicos se relacionan contigo y con el universo.

Foto por Samuel Zeller on Unsplash

La Catedral de Saint Pierre
Desde luego no todo es ciencia e innovación en Ginebra. De hecho, su corazón histórico es igualmente bello y famoso pues se le considera el casco antiguo más grande de Suiza. Como en casi toda Europa, el monumento principal de la zona es la Catedral de Saint Pierre, con una antigüedad de más de 800 años y construida de acuerdo al estilo gótico medieval. Para disfrutarla al máximo podrás reservar un tour por sus torres y contemplar la ciudad a más de 60 metros de altura, además de acudir a un concierto de su órgano monumental o penetrar en la Capilla de los Macabeos, decorada con alucinantes murales góticos.

El Palacio de las Naciones
Seguramente sabes que Suiza tiene cierta reputación como país pacífico y diplomático. Ello se debe, en buena medida, a su neutralidad en las guerras, pero también a que Ginebra acoge al Palais des Nations, la sede oficial de las Naciones Unidas en el continente europeo. Instalado en un enorme edifico rodeado por fuentes y jardines, podrás conocerlo a través de recorridos guiados y descubrir la tarea de los más de 25 mil delegados internacionales que trabajan por la paz de Europa y el mundo.

Foto por Frederic Köberl on Unsplash

El barrio de Carouge
Si eres más de vecindarios hip y bares bohemios entonces debes desplazarte a Carouge, muy cerca del centro histórico de Ginebra. Ni bien camines por sus calles notarás que este barrio es único porque sus edificios y calles lucen ¡completamente a la italiana! La razón de ello es que fue construido por orden de un soberano italiano cuando esta región formaba parte de sus dominios. Puedes comenzar tu caminata por Carouge mirando a la gente beber y comer en los restaurantes de Rue St. Joseph, para luego llegar a la Place du Marché y elegir alguno de sus sitios trendy para tomar una copa y ver la tarde caer.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario