Los 10 lugares que no te puedes perder en Sídney

No te quedes en el hotel y disfruta todo lo que ofrece la ciudad más grande de Australia, bendecida a largo del año con cielos azules, días soleados y fresca brisa del mar.

Foto por Dan Freeman en Unsplash

Ópera de Sídney
El edificio más conocido de Sídney (y de toda Australia) no podía dejar de estar en esta lista. Se ubica en la bahía de Sídney, fue diseñado por el danés Jørn Utzon y representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura del siglo XX. Además de disfrutar presentaciones artísticas de gran calidad, aquí también podrás realizar un tour para conocer el recinto más a fondo.

Puente de la bahía de Sídney
El puente del puerto de Sydney es otro de los hitos arquitectónicos de esta urbe australiana, si acaso solo superado en relevancia por la Opera House. Fue completado en 1932 y tendrás oportunidad de comprobar su magnitud desde las alturas (¡hay tours de caminata extrema sobre la viguería del puente!) o navegando en kayak por debajo de él.

Zoológico Taronga
¿Estarás únicamente en Sídney y no podrás explorar el interior salvaje del país? Entonces estás de suerte, pues el zoológico de Taronga brinda refugio a más de 4 mil especies animales, incluidos koalas y canguros. Checa con anticipación su agenda de eventos, pues realizan experiencias que te permitirán conocer más de cerca estos seres únicos en el planeta.

Foto por Oskars Sylwan en Unsplash

Bondi Beach
Se trata de una de las franjas costeras más queridas de los australianos, pues además de ser amplia y bella siempre cuenta con algún evento deportivo o artístico. Tal vez su nombre te resulte familiar debido a los reality shows sobre tontos y fornidos, pero Bondi Beach es también famosa por ser sede de Bondi Icebergs Pool, una piscina panorámica alimentada con el oleaje del mar.

Real Jardín Botánico de Sídney
Invernaderos tropicales, lagos y prados forman el entorno de este sitio paradisíaco, localizado justo a espaldas de la Opera House. Curiosamente, el Real Jardín Botánico de Sídney es uno de los primeros parque públicos de la ciudad —sus orígenes se remontan al siglo XIX— y uno de los primeros en contar con un equipo de especialistas en vegetación.

Hyde Park
Otro pulmón citadino que sin duda te encantará, pues además de hermosas vistas y exuberantes arboledas, el Hyde es el parque más antiguo de todo el país: fue fundado en 1810 y terminado más de 100 años después. Dentro de sus 16 acres de extensión podrás ver cómo los locales gustan de salir a disfrutar este parque mientras comen su lunch o caminan al trabajo.

Observatorio de Sídney
¿Quieres obtener una vista espectacular de la bahía de Sídney, su puente y el skyline? En ese caso sube la cuesta de Observatory Hill, en cuya cima te toparás el edificio colonial del Observatorio de Sídney. Si vas de noche apúntate a las sesiones de observación estelar: verás constelaciones completamente diferentes, solo visibles en el Hemisferio Sur. En cambio, si llegas de día, podrás ver Venus, la Luna y el Sol a través de su telescopio.

Foto por Jayden So en Unsplash

Young Henry’s
No todas nuestra recomendaciones son sitios públicos, para muestra este restaurante y bar, favorito de la escena hipster local por sus maltas artesanales. Visítalo en fin de semana para participar en sus tours guiados por su cervecería, el cual concluye (como debe ser) con una degustación. Young Henry’s también organiza exposiciones de arte, conciertos y festivales cerveceros.

Museum of Contemporary Art
Lo vas a reconocer de inmediato porque su exterior de estilo cubista contrasta con los edificios que le rodean, más inclinados a lo decimonónico o lo contemporáneo. Como su nombre bien sugiere, este recinto exhibe lo mejor del arte de vanguardia, tanto nacional como de más allá de Australia. No te pierdas sus exposiciones y eventos dedicados a rescatar las expresiones artísticas de las culturas aborígenes.

Isla Cockatoo
Ubicada justo a la mitad de la bahía de Sídney, esta isla tiene una interesante historia: fue cárcel, campo de trabajos forzosos, astillero y base naval, para finalmente ser convertida en sitio Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Hoy es uno de los espacios recreativos más queridos por los sydneysiders porque cuenta con parques, canchas deportivas, embarcaderos, museos, tours de fantasmas y hasta un paraje para acampar. ¿Te imaginas despertar con la panorámica de la ciudad frente a ti?

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario