Los cinco barrios más cool de Miami

Animados, muy latinos y siempre bañados por sol, en estos vecindarios comprobarás por qué Miami es una de las ciudades más creativas y emocionantes de Estados Unidos.

Foto por Nichlas Andersen en Unsplash

South Beach
Cumple tu fantasía art déco en esta famosísima zona de Miami, siempre concurrida y con envidiable acceso al mar. Encontrarás la mayor cantidad de edificios instagrameables (¡hay más de 800!) en el sector que va de las avenidas 6 a la 23 y entre las calles de Lenox y Ocean. Otros atractivos del barrio son los cafés, restaurantes, tiendas y clubes nocturnos de Española Way, una calle comercial que por sus colores y arquitectura te transportará al Mediterráneo. Si te sientes atraído por la moda y la vida de los famosos, debes tener en cuenta que aquí se ubica la casa de Gianni Versace; en cambio, si lo tuyo es el aire libre, no dejes de visitar el Lummus Park, una franja arbolada junto a la playa favorita de bañistas y patinadores.

Miami Design District
A pesar de que no se trata de un distrito en el sentido estricto de la palabra, al sector delimitado por los barrios de Edgewater, Midtwon, Upper Eastside y Wynwood se le conoce así por su tamaño y especialización en el diseño. Anteriormente era una zona industrial pero en la actualidad bulle de vida gracias a sus tiendas de moda y lujo como Giorgio Armani, Louis Vouiton, Balenciaga o Versace; a los showrooms de interiorismo que contiene (como Citco, Jalan Jalan y Kartell), así como a sus galerías de arte y restaurantes multipremiados. Es la clase de sitio en el que desearías ser millonario para llevarte a casa todos los increíbles artículos, muebles y prendas que ahí producen.

Foto por Juno Jo en Unsplash

Little Havana
Es el epicentro de la vida social y cultural de la comunidad cubana de Miami, influyente como pocas minorías en Estados Unidos. Fue fundado a mediados de los cincuenta por refugiados y exiliados tras el triunfo de la Revolución Cubana, por lo cual posee una gran importancia política. Precisamente por ello es que caminando por sus calles te sentirás como en la isla, pues sus habitantes han querido y logrado trasplantar la vibra cotidiana de su país de origen. Si quieres empaparte de tanta cubanía tómate un café con leche en el café Versalles, prueba tu pericia jugando con los mayores en el parque del dominó o acude a alguna presentación artística en el cine-teatro Tower. El Festival de la Calle Ocho, que ocurre en marzo, también es un imperdible.

Wynwood
Otro ejemplo de que el arte y la creatividad pueden revitalizar los barrios venidos a menos, en este caso convirtiendo los viejos almacenes en galerías y las paredes exteriores en lienzos para el grafiti. Para profundizar en los vibrantes murales que identifican al vecindario puedes apuntarte uno de los tours de Wynwood Walls; en compañía de críticos y expertos aprenderás sobre sus autores, la técnica empleada para realizarlos y el mensaje que encierra cada uno. Luego del recorrido tendrás oportunidad de recargar baterías en algún bar y restaurante: los tacos y las margaritas son la especialidad de la zona.

Foto por Rien de Wolf en Unsplash

Downtown Miami
No podíamos dejar fuera al centro de la ciudad, donde encontrarás recintos dedicados al arte y los espectáculos como el histórico Olympia Theater, que regularmente acoge shows de Broadway. Otros espacios que te van a inspirar son el Perez Art Museum (enfocado en arte contemporáneo) o el Frost Science Museum, ideal para las familias porque cuenta con exhibiciones interactivas, un acuario y un planetario. Si quieres «cazar» ofertas tienes que conocer Bayside Marketplace, un mall al aire libre aledaño al mar. Si no, pasear junto a la bahía siempre es una gran opción.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario