Los cinco platillos que debes probar en Nueva York

Visitar la ciudad que nunca duerme y no comer alguna de sus delicias típicas sería imperdonable. Por ello, te ofrecemos esta lista de imprescindibles aderezada con un poco de historia y una pizca de recomendación.

Foto por Toa Heftiba en Unsplash

Hot dogs de Gray’s Papaya
Pocos bocados están tan íntimamente asociados con Nueva York como los hot dogs: prácticamente cada spot de la ciudad (desde Central Park hasta Times Square) cuenta con un puesto de jochos en sus cercanías. La versión más tradicional se sirve con mostaza picante, chucrut o cebolla caramelizada y un toque de salsa de tomate, aunque también se le puede acompañar con chili. ¿Quieres probar los mismos hot dogs que comía Anthony Bourdain? Busca una sucursal de Gray’s Papayas, donde son baratos, variados y de excelente calidad.
grayspapaya.nyc

Bagels en Russ and Daughters
Estos panecillos con un agujero en el centro se originaron en Polonia, pero fueron trasladados a Nueva York y popularizados por la comunidad judía; también los vas a encontrar en Montreal, solo que allí los hacen más dulcecitos y crujientes. La forma más común de comer un bagel es rebanado por la mitad y formando un emparedado, que lo mismo puede estar relleno de mermelada, queso crema, huevo o embutidos; es un clásico de los desayunos, aunque encontrarás bagel shops abiertos a todas horas. ¿Te sugerimos uno? Russ & Daughters, abierto en 1914. ¿La especialidad? El lox bagel, cubierto con ajonjolí y relleno de finas láminas de salmón.
russanddaughters.com

Pizza en Di Fara
Junto con los hot dogs y los bagels, la pizza completa la “triada sagrada” de la comida de la Gran Manzana, donde les gusta elaborarla delgada y de corteza fina, muy diferente de la presentación original napolitana (más inflada y pequeña) o de la potente y pesada deep dish de Chicago. Comprueba por qué la pizza New York style es tan popular acudiendo a Di Fara, un sencillo y muy auténtico local de Brooklyn que todavía es manejado por su fundador, el venerable Dom DeMarco. ¿Lo imperdible? la pizza margherita, hecha con ingredientes importados.
difarapizzany.com

Hot pastrami en Kat’z
Dos rebanadas de pan de centeno, pepinillos, mostaza y varias rebanadas de carne de ternera (previamente macerada y curada) son los principales ingredientes de este sándwich proveniente de Europa del Este. A diferencia de su “abuelo” del Viejo Mundo, el pastrami neoyorquino es más voluminoso y “gordo”, y es así como lo sirven en Kat’z Delicatessen, una carnicería y charcutería abierta en 1888 por una familia rusa. Aquí verás cómo preparan sus deliciosos pastramis con suculentas lajas de carne cortadas y calentadas frente a ti al momento.
katzdelicatessen.com

Cheesecake en Eileen’s
¿Por qué esta delicia con queso, pan y coberturas varias se ha convertido en un símbolo de Nueva York? No tenemos idea, aunque podemos sospechar que se debe a que la variante local es generosa en crema, coberturas dulces y grasa, ¡no es platillo para quienes guardan la línea! Un excelente sitio para degustarlo es el pequeño establecimiento de Eileen’s, cuyo menú incluye cheesecakes con caramelo salado, dulce de leche, mango, piña e incluso galletas de chocolate con menta.
eileenscheesecake.com

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario