Los lugares más económicos para esquiar

A veces descartamos la opción de hacer un viaje de esquí porque lo vemos un tanto inalcanzable. Pensamos que será demasiado costoso y lo dejamos para después. Si bien para encontrar un resort económico tendrás que viajar un poquito más (no es queja, es área de oportunidad), estas son algunas opciones amigables con tu bolsillo.

Foto por Shutterstock

Vogel, Eslovenia
Ubicado dentro del parque nacional de Triglav, tiene hermosas vistas al lago Bohinj. Lo mejor de todo es que la montaña casi no tiene árboles, por lo que puedes explorarla con libertad fuera de las pistas. Si bien esta área de esquiar es muy escénica y cómoda, deja un tanto que desear en cuanto a vida nocturna. La locación está un tanto remota, por lo que no hay mucho que hacer en los ratos libres.
Precio promedio: Entre 150 y 168 euros por un pase de una semana. Varía según la temporada.
Cómo llegar: Vuela hasta la capital, Liubliana, y después renta un coche. Está a una hora de distancia.

Crested Butte, Colorado
Una alternativa bastante económica de Vail y Aspen, esta montaña casi siempre está a tope de nieve durante los inviernos. Se podría decir que es un secreto bien guardado de los locales. Puedes dormir en el pintoresco centro, con sus casitas de estilo victoriano, o en algún hotelito en las faldas del resort. Al igual que en Vogel, tampoco esperes mucha fiesta, el ambiente es más bien familiar.
Precio promedio: Desde 350 dólares por un pase de una semana.
Cómo llegar: Tiene un pequeño aeropuerto que recibe vuelos de Dallas, Houston y Denver.

Foto por Max Kukurudziak en Unsplash

Livigno, Italia
Muy cerca de Suiza, este destino de esquí es perfecto tanto para principiantes como para avanzados con tendencia al fuera de pista. Tip para los saltadores: tiene un par bastante pro. La comida y la bebida también es económica, por lo que no sorprende que sea un lugar popular entre los jóvenes. Eso asegura buen ambiente nocturno. Plus: toda el área es libre de impuestos.
Precio: Desde 190 euros por seis días de esquí, dependiendo de la temporada.
Cómo llegar: Viaja en tren de Milán a Tirano y de ahí toma un autobús.

Serre Chevalier, Francia
La versión relajada de Val d’Isère y Courchevel. Esta zona está compuesta por varias villas, todas pintorescas y con encanto, que comparten un área de esquí de 250 kilómetros. Las principales bases son Briançon, Villeneuve, Chantemerle y Le Monêtier. En cuanto hospedaje, los hoteles y chalets, aunque un tanto antiguos, suelen tener precios bastante accesibles. La gran ventaja es que con un pase de seis días puedes experimentar en distintas pistas.
Precio: Entre 150 y 200 euros por seis días de esquiar, dependiendo de la temporada.
Cómo llegar: El aeropuerto más cercano es el de Turín. Del centro puedes tomar un autobús.

Foto por Shutterstock

Alpbach, Austria
Ideal para principiantes, no es un resort  con grandes hoteles de lujo, pero sí una de las villas más bonitas de Austria (que aparece en guías y todo) con casitas de madera que se parecen entre sí. Frecuentada sobre todo por ingleses, los precios en general, tanto de hospedaje como de comidas y bebidas, son bastante accesibles. La pista del pequeño poblado es pequeña, pero perfecta para practicar. Si quieres algo más movido, tienes que agarrar un bus por cinco minutos y luego una góndola.
Precio: Desde 265 euros por una semana.
Cómo llegar: El aeropuerto más cercano es el de Innsbruck. De ahí puedes rentar un coche y está a una hora de distancia.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.