Los lugares que no te puedes perder en Australia

Si decidiste recorrer medio planeta para llegar a esta fascinante isla, lo menos que puedes hacer es incluir en tu itinerario los siguientes destinos. Créenos: la diversidad de experiencias que posee Australia te sorprenderá.

Foto por Frans en Unsplash

Sídney
Tal vez no sea la capital política del país, sin embargo, sí es su urbe más grande, dinámica y visitada. Imprescindible conocer sus monumentos más celebrados, la Sydney Opera House y el Puente de la Bahía. Si te gusta realizar actividades al aire libre, Bondi Beach y el Parque Hyde te van a deslumbrar. Al ser una ciudad global puedes esperar una escena gastronómica muy variada, excelentes museos y muchos lugares para ir de compras.

Melbourne
Cualquier australiano podrá confirmarte que entre esta ciudad y Sídney hay una rivalidad casi incurable, pues ambas compiten por ser la metrópolis más cosmopolita del país. ¿Qué te vas a encontrar en Melbourne? Para empezar una emocionante vibra artística puesta de manifiesto en la National Gallery of Victoria o el Arts Centre. Otro highlight de la segunda ciudad de Australia son sus vinos, pues está rodeada de muchos y muy buenos viñedos. Restaurantes de clase mundial y una bella línea costera completan su oferta de placeres.

Uluru
Con más de 300 metros de alto, y ocho kilómetros de contorno, se trata de uno de los monolitos más grandes del planeta y el espacio natural más sagrado de los pueblos aborígenes de Australia. En algunas guías vas a descubrir que lo nombran Ayer’s Rock, en honor a un antiguo primer ministro del país. Presenciar cómo la arenisca que lo forma se tiñe de rojo durante el amanecer es sin duda un espectáculo de otro mundo.

Ocean Road
Esta vía costera ofrece algunos de los paisajes marítimos más sorprendentes de toda Australia, por lo que transitarla es una excelente opción si lo tuyo son los road trips y la vida sabrosa en la playa. Comienza en la localidad de Geelong y continúa a lo largo 400 kilómetros salpicados por pueblitos costeros, parques naturales con cascadas, spots de surfing y acantilados. Al final de la ruta te espera Los Doce Apóstoles, una caprichosa formación rocosa digna de muchas fotos.

Perth
Si te fijas con atención en un mapa de Australia verás que la mayoría de su población se concentra en la costa oriental, en los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur. ¿La excepción a esa regla? Perth, la mayor ciudad del muy remoto occidente de la isla. A pesar de su aislamiento, Perth se distingue por su modernidad, su ecléctica arquitectura y su movida de bares y restaurantes. Sus playas urbanas y parques escénicos son también fenomenales.

Foto por James Wainscoat en Unsplash

Kangaroo Island
Con semejante nombre ya te has de imaginar lo que encontrarás en esta isla, ubicada a 112 kilómetros de la ciudad de Adelaida. Además de grandes grupos de canguros desplazándose en completa libertad, en esta porción de tierra al sureste de Australia también verás lobos marinos, un santuario de aves rapaces y un enigmático desierto de dunas, como en el Sáhara.

Kakadu National Park
Con un área de 19 mil kilómetros cuadrados (un área similar a la de países como Eslovenia o Israel), es considerada la reserva natural más grande de todo el país y una de las más ricas de todo el planeta. Algunos de los planes turísticos que podrás realizar aquí son contemplar las cascadas Twin Falls, hacer una caminata para ver arte aborigen en piedra o tomar un crucero a través de un río plagado de cocodrilos.

La Gran Barrera de Coral
Si este colosal ecosistema marino fuera un país sería más grande que la República del Congo o Finlandia, algo que sirve muy bien para dimensionar su tamaño. Formada por extensas cadenas de islas, atolones, arrecifes y bajos marinos, algunos investigadores consideran que en la Gran Barrera de Coral habitan más de 1,800 especies de peces, 130 de tiburones y 400 de coral. Hacer esnórquel o bucear en sus aguas color turquesa son experiencias que nadie se debe perder.

Foto por Karl JK Hedin en Unsplash

Tasmania
Esta isla al sureste del macizo continental de Australia se hizo famosa por el mamífero que lleva su nombre, el demonio de Tasmania, aunque cuenta también con otros atractivos menos caricaturescos; puedes empezar recorriendo su capital, Hobart, la cual acoge un enorme mercado itinerante conocido como Salamanca Market. Si te gustan los vinos no debes perderte un paseo por la bodegas de la isla, las cuales incluyen degustaciones frente a paisajes de monte y playa. ¿Buscas contacto natural? A solo 20 kilómetros de Hubart está el monte Kunayi, cubierto por exuberantes bosques templados y lluviosos que puedes recorrer a pie.

Phillip Island
Te va a fascinar esta isla a 90 minutos del puerto de Melbourne, pues es el hogar de nutridas colonias del ave favorita de todos: el pingüino. Otro habitante salvaje de la isla es el koala, especialmente atractivo para los pequeños que toman los tours de naturaleza a través de sus bosques y ríos. Dotada de playas tranquilas y un mar bravío, es perfecta para practicar el surf.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario