Sácale todo el partido posible a tu visita a Reino Unido. Usando Londres como base, estos son cinco destinos a los que puedes viajar para un paseo de un día.

Bath

Una hora y media te separa de este hermoso lugar lleno de joyas arquitectónicas góticas y gregorianas. Después de visitar las famosas termas romanas, la abadía, y el resto de las atracciones del centro, aprovecha para conocer más a fondo la historia de la escritora Jane Austen en su museo. Incluso te puedes disfrazar de la época y todo. Para comer: The White Hart, un pub con interpretaciones modernas de la comida británica y rica cerveza de barril. Si te sobra tiempo, lánzate a Prior Park Landscape Garden, las mejores vistas garantizadas.

Castillo de Leeds

Vista del Castillo de Leeds. Foto en Pixabay

Este hermoso castillo se encuentra a poco más de una hora de Londres. Recomendamos visitarlo sobre todo si viajas con hijos, porque el tour del interior no es tan formal como el de otros castillos similares. Lo más impresionante es pasear por los jardines que rodean las dos islas en las que se levanta la edificación de casi mil años. Cuando termines de recorrerlo, puedes elegir entre un aviario, un viñedo y un laberinto formado por 2,400 árboles. No por nada un lord lo llamó “el castillo más hermoso del mundo”. Para comer, puedes llevar un picnic preparado u optar por el restaurante, que tiene un menú bastante accesible.

Stratford-upon-Avon

Teatro RSC Stratford Upon Avon.

Un plan perfecto para los amantes de la literatura es visitar la ciudad en la que nació el mismísimo Shakespeare. En Stratford-upon-Avon puedes tomar un pequeño tour pagado o caminar por tu cuenta, ya que el pueblo no es muy grande. El Shakespeare Birthplace Trust ofrece boletos para cinco sitios de interés, que puedes comprar en línea. Visita además la cabaña de su esposa, Anne Hathaway y, por supuesto, The Royal Shakespeare Theatre. Puedes comer un menú de dos tiempos a muy buen precio en The Opposition.

Oxford

Vista aérea de la Universidad de Oxford. Foto de Sidharth Bhatia en Unsplash

Otra opción para los más nerds es la sede de una de las universidades más famosas del mundo. De nuevo, puede ser buena idea tomar el tour oficial de dos horas, para que te orientes un poco y conozcas algunas de las facultades, así como la famosa biblioteca Bodleian. Si has visto las películas de Harry Potter, reconocerás varios de los edificios. También vale mucho la pena visitar el castillo, que data del siglo X, y subir hasta la parte más alta de la University Church, desde donde puedes tener una gran vista. Como buena ciudad universitaria, Oxford está llena de pubs donde puedes tomar una cerveza y comer algo. The Eagle and Child era el favorito de Tolkien.

Edimburgo

Vista del Castillo de Edimburgo. Foto por Serena Repice Lentini en Unsplash

Un viaje un poco más largo, de entre cuatro y cinco horas, pero del que no te arrepentirás. Escocia es un país hermoso y no está de más aprovechar su cercanía con Londres para conocerlo. No dejes de hacer la caminata (¡son 278 escalones!) necesaria para subir el Monumento Scott, ya que desde arriba la vista será espectacular. Visita también las galerías nacionales, la entrada es gratuita y encontrarás obras de pintores como Da Vinci y Vermeer. El castillo de Edimburgo es, y con razón, el lugar más visitado por los turistas. Se recomienda tomar uno de los últimos tours, para poder ver el atardecer desde ahí.

¿Qué otros lugares cerca de Londres nos recomiendas?

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.