La cocina tradicional yucateca es tan rica y diversa que cualquier viaje que hagas hacia la Península valdrá la pena si le hincas el diente a sus delicias.
¿No sabes cuáles o dónde comerlas? Nosotros nos hemos “sacrificado” por ti para traerte estas recomendaciones. Buen provecho.
Cochinita pibil
Esta rica carne deshebrada de cerdo, adobada con una recado (adobo) de achiote, naranja agria y comino, es la reina indiscutible de la gastronomía yucateca. Tradicionalmente se prepara en un horno subterráneo llamado pib, aunque ahora también se cocina en hornos convencionales o al vapor. Ya sea en taco o torta, siempre es una delicia, y nosotros te recomendamos comerla en la Hacienda Teya, a las afueras de la capital del estado.
Hacienda Teya / Km 12.5 de la carretera Mérida-Peto, Yucatán / haciendateya.com
Queso relleno
La leyenda cuenta que esta exquisitez fue creada con las bolas de queso Edam que dejaban los marineros a su arribo a las costas de Yucatán, las cuales eran vaciadas y consumidas a lo largo del año por los locales. Al finalizar la temporada, solían rellenarlas con diferentes guisos, aunque actualmente se les cocina con picadillo de cerdo, salsa de jitomate y una salsa llamada kool, hecha con alcaparras. Si quieres una sugerencia, el queso relleno del restaurante La Chaya Maya destaca por su sabor suave y textura cremosa.
La Chaya Maya / Calle 57 y 62, Centro, Mérida, Yucatán / lachayamaya.com
Relleno negro
La clave de este platillo es el recado negro, una ingeniosa salsa compuesta por chiles colorados y tortilla quemada (de ahí su color), a la cual se le agrega comino, orégano, ajo y achiote, al igual que pimienta. Una vez obtenido el recado éste se mezcla con picadillo de cerdo y huevo para luego usarlo como relleno de un pavo horneado. ¿Rico y complejo, no? Si tienes ganas de probar una alternativa contemporánea, pide la pizza de relleno negro que cocinan en los hornos de leña del hotel Piedra y Agua.
Hotel Boutique Piedra y Agua / Calle 60 #496, Centro, Mérida, Yucatán / piedrayagua.com
Panuchos
Estas ricas tortillas fritas, rellenas de frijol y cubiertas con pavo o cochinita, desaparecen del plato cada vez que las ponen frente a nosotros, lo cual no es de extrañarse. Aderezadas con un poco de cebolla morada y chile habanero, los panuchos son sin duda los antojitos más decadentes de la cocina de Yucatán. Y aunque la leyenda afirma que fueron inventados por un tal don Hucho (de ahí su nombre, el “pan de Hucho”) en el camino hacia Campeche, es sin duda en el tradicional mercado de Santa Ana de Mérida donde más sabrosos nos saben.
Mercado de Santa Ana / Calle 60 #47, Barrio Santa Ana, Mérida, Yucatán
Poc chuc
Su nombre proviene de los vocablos mayas pok (asar) y choc (carbón), con lo cual podrás darte una idea de su forma de preparación. Antes de ponerla a las brasas, la carne de cerdo que compone este plato se marina con jugo de naranja agria y se sazona con pimienta negra y ajos; generalmente se acompaña con una buena porción de frijoles refritos o arroz. ¿Quieres probarla en uno de los primeros restaurantes en servirlo? Ve a Los Almendros, toda una tradición en Mérida.
Los Almendros / Calle 50-A #493, Centro, Mérida, Yucatán.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.