Pros y contras de viajar con tus mejores amigos

Ay, los viajes de amigos. Pueden ser una de las mejores experiencias de la vida o una pesadilla de desacuerdos y peleas… Para que no te pase, te contamos los pros y contras de viajar en grupo y cómo solucionar algunos de los problemas más comunes.

Foto por Helena Lopes en Unsplash

Los pros

  • El más obvio es que ¡estás con tus amigos! Viajar con algunas de tus personas favoritas hace todo más divertido, se crean recuerdos únicos y es una oportunidad de convivir intensamente, fuera de las limitaciones de horario, trabajo y responsabilidades.
  • Pasando a temas más prácticos, viajar con un grupo grande puede recortar costos. Si rentan una casa o varias suites, pueden tener una experiencia más cómoda de la que tendrían con un presupuesto por persona o por pareja. Además, es más fácil comprar comida y cocinar al menos algunas de las comidas. Los costos de transporte también pueden ser menores.
  • No necesitas ir a un destino súper trendy o planear muchas actividades porque como están juntos, casi cualquier cosa que hagan será entretenida.
  • Te puedes sentir más seguro al moverte de un lugar a otro. Sobre todo si es un destino donde no hablas el idioma o no conoces bien sus costumbres, siempre habrá un amigo que pueda acompañarte.
  • En el caso de las familias con niños, viajar juntos puede ser una gran idea, porque se dividen las labores de cuidados de forma que todos puedan pasarla bien y los niños estarán siempre entretenidos.

Los contras

  • Viajar en grupos de amigos puede generar tensiones o exagerar las que ya existían. Por ejemplo, es muy común que algunas personas del grupo no quieran hacer lo mismo que los demás o no tengan el mismo presupuesto. Para que esto no genere más conflictos, acuerden solo una o dos actividades juntos por día, dejando espacio para que cada quien llene el resto a su antojo.
  • Cuando se comparte un hospedaje, se tienen que compartir baños, cocina y otros espacios con los demás. Esto puede crear discusiones respecto a la limpieza o los tiempos de uso. Esto se resuelve si haces una división de trabajo previa, para que todos tengan responsabilidades y momentos de descanso.
  • Hay que aceptar que entre más gente viaje junta, más tiempo tomará hacer todo. Una ida de shopping o una visita a la playa puede hacerse muuuuy larga, así que ármate de paciencia.

En general, los contras se pueden contrarrestar con dos acciones sencillas: elegir bien el grupo de personas con las que viajarás y mucha planeación previa, para que llegando al destino no haya sorpresas.

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.

Deja un comentario