¿Qué es lo que tienes que declarar cuando pasas por migración?

Estar enterado de lo que te pedirá el «risueño» señor detrás de la ventanilla será tu mejor herramienta para evitar tragos amargos en el aeropuerto.

Foto por Daniel Schludi en Unsplash

Viajar a otros países representa la oportunidad de vivir muchísimas experiencias nuevas, casi todas ellas gratificantes. Sin embargo, existen momentos en los que los nervios y el desconocimiento te pueden jugar una mala pasada. Uno de ellos es la declaración frente a la oficina de migración de un país extranjero.

Para que la próxima vez que te presentes con tu pasaporte ante un agente migratorio no te tiemble la voz (o las piernas), elaboramos una lista de temas de rutina sobre los que serás interrogado.

Esto será lo primero que te pregunten: «¿A qué vienes? ¿A hacer turismo de trabajo?». Es importante que, cualquiera que sea tu motivo, coincida con lo que hayas declarado en tu formato de ingreso al país. Este papelito todavía lo solicitan llenado en algunos países antes de presentarte en ventanilla.

Solo o acompañado

Si viajas en familia generalmente te pedirán que declares al mismo tiempo con todos sus miembros (sobre todo si hay menores de edad incluidos) para hacer más ágil el proceso y facilitar su registro de entrada. Asimismo, si llegaste con un grupo de amigos o en pareja, no está de más que lo comentes para que tanto tus acompañantes como el agente estén enterados de que llegas y te irás en grupo.

Tiempo de estancia

Vale la pena que te detengas a contar el tiempo exacto que estarás en este nuevo país, principalmente porque todos tienen restricciones en lo que a turismo se refiere. Si vas a estar por unos cuantos días no habrá ningún problema, pero si tu estancia es muy larga conviene que cheques si no rebasa el mínimo de días permitido. Si es el caso, infórmate sobre la extensión de una visa temporal o un permiso.

Lugar de hospedaje

Este es básico, porque en el caso de países con fuertes medidas de control migratorio (como Estados Unidos) representa una demostración de que en realidad cuentas con medios y recursos para permanecer en el país de manera temporal. De que no te vas a quedar a trabajar de forma ilegal, en pocas palabras… Así, te recomendamos que traigas a la mano la dirección y nombre de tu hotel o la del domicilio de tu amigo o familiar donde pasarás la noche.

Si hay invitación de por medio

Hay algunos países que, para permitirte el acceso como turista, requieren que presenten una carta invitación por parte de algún ciudadano. Infórmate previamente si es tu caso y solicita con anticipación el formato que habrás de presentar ante las autoridades migratorias del país en cuestión.

Por último, la mejor recomendación que podemos hacerte es no dejar que te coman los nervios y recordar que la presentación ante el agente migratorio no es más que un ejercicio cotidiano que tiene como finalidad que todos (es decir, tú como viajero, tu país de origen y el país que te recibe) estén informados sobre ti y tus movimientos.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario