¿Qué hacer cuando pierdes una conexión?

Si pierdes un vuelo de conexión, no temas. No tendrás que quedarte a vivir en el aeropuerto como Tom Hanks en La terminal. Solo sigue leyendo y entérate de cuáles deben ser tus siguientes pasos.

Foto por Joseph Chan en Unsplash

Si la culpa es de la aerolínea
En caso de que hayas comprado un solo boleto (es decir, que tengas una sola clave de reservación para todas las etapas de tu vuelo) con una sola aerolínea, el proceso será muy fácil.

Se considera un problema de la aerolínea si fueron situaciones como un retraso en tu primer vuelo que te impidió llegar al segundo, o algún otro cambio que no estuviera bajo tu control. Al suceder algo así, con seguridad la aerolínea te guardará un lugar en el siguiente vuelo directo a tu destino. Dependiendo de la gravedad del asunto y del tiempo que tengas que esperar, también es posible que te compensen con un cuarto de hotel y alimentos.

Cuando lo que quieres es llegar lo más rápido posible a tu destino final, un buen tip es investigar por tu cuenta si hay otras opciones. Como mencionamos, te pondrán en el siguiente vuelo directo, pero si tú encuentras uno más pronto, aunque requiera otra conexión, puedes sugerirlo con amabilidad y es muy probable que el personal lo apruebe.

Para los vuelos perdidos por cuestiones de clima, también podrás abordar el siguiente vuelo disponible, pero en esos casos es menos probable que te den otra compensación, porque se trata de algo impredecible.

Si es culpa tuya
Se considera responsabilidad del viajero en caso de que, teniendo tiempo suficiente para hacer tu cambio de vuelos, simplemente no llegues porque te quedaste haciendo compras en el duty free. También es tu responsabilidad si compras por tu cuenta los vuelos con distintas aerolíneas.

Elegir esta opción puede ser bastante más barato, pero el problema es que si el primer vuelo se atrasa y no llegas al segundo, no tendrás la seguridad de que la segunda aerolínea te pondrá en otro vuelo sin costo. Es por eso que recomendamos que elijas vuelos con mucho tiempo de flexibilidad entre uno y otro o incluso un día entero para conocer una ciudad más. También puedes, al menos, comprarle a aerolíneas que sean parte de la misma alianza, porque hacer que competidores directos trabajen juntos será más complicado. A la hora de tu compra, revisa bien cuáles son las letras chiquitas sobre este tema en la página intermediaria.

En caso de que hayas hecho todo lo que podías pero perdiste tu conexión y fue tu culpa, lo que sigue es dirigirte al mostrador de la aerolínea y ser muy amable. Lo más seguro es que tengas que pagar una multa y, además, cualquier diferencia entre el precio actual del boleto y el precio al que lo compraste. Puede ser que incluso sea más barato solo comprar un nuevo boleto, aunque no lo recomendamos si todavía le quedan más etapas a tu viaje.

En cualquiera de los casos, no olvides contactar a tu hotel para avisar que no llegarás el día de tu reservación, para evitarte otros gastos.

María José Evia Herrero

María José Evia Herrero

Es escritora y editora web. Le gusta comer, viajar, el maquillaje y los gatos.

Deja un comentario