¿Qué hacer en la Isla Norte de Nueva Zelanda?

Si bien Wellington, en la Isla Sur, es la principal puerta de entrada al país, la Isla Norte posee muchísimas razones para que cruces el estrecho de Cook, salgas de los itinerarios habituales y te internes en el lado más salvaje, alocado y cinematográfico de Nueva Zelanda. Aquí te presentamos cinco muy buenos motivos:

Foto por Aaron Birch en Unsplash

Visitar las maravillas termales de Rotorua
Esta región en el noreste de la isla es muy frecuentada por los amantes de la naturaleza, pues su origen volcánico la ha dotado de atractivos para todos los gustos, desde los que disfrutan reposar junto a aguas termales hasta los amantes del vértigo. ¿Te identificas más con los primeros? Lánzate a las pozas de Te Puia y siente cómo el barro caliente que emana del subsuelo sana y fortifica tu cuerpo. ¿Prefieres una experiencia más activa? Entonces te encantarán los tours en helicóptero que te llevarán a ver la Isla Whaakari, el único volcán marino en actividad de todo el país.

Viajar a la Tierra Media
Si eres fan de El señor de los anillos seguramente sabes que la saga cinematográfica fue filmada en Nueva Zelanda, pues la diversidad y belleza de sus paisajes le recordaban a Peter Jackson el continente creado por J.R.R. Tolkien. Rompe las barreras del cine y la literatura y transpórtate a La Comarca visitando Waikato, la verde región donde se escenificó la población de los hobbits, Hobbiton. Algunos de los puntos que reconocerás de la película son el puente sobre el río, el viejo molino y la casa familiar de los Bolsón. Al final del recorrido no olvides tomarte una pinta de cerveza en la taberna The Green Dragon Inn o pedir un Second Breakfast (muy al estilo hobbit) en The Shire’s Rest Cafe, con vistas a las montañas Kaimai.

Foto por Kirsten Drew en Unsplash

Disfrutar Auckland al máximo
La ciudad más grande de la isla y de todo Nueva Zelanda tiene muchísimas actividades por ofrecerte. ¿Te sugerimos algunas? Lo primero que debes hacer es caminar por el downtown y conocer sus tiendas y restaurantes, muchos inspirados en las nuevas tendencias de la moda y la alimentación; posteriormente, dedícale toda una tarde a descubrir la riqueza de la cultura maorí en el War Memorial Museum. A la mañana siguiente lánzate a ver la ciudad desde otra perspectiva, ya sea que admires su skyline navegando por la bahía de Auckland en un kayak o saltando desde la cima de la Sky Tower ¡a 92 metros de altura! Cierra tu estancia catando vinos locales y comida orgánica a través de los tours que The Big Foody hace por los barrios de la ciudad.

Adentrarte en las cavernas Waitomo
Esta experiencia es a prueba de fobias, pues a pesar de que implica penetrar en profundas grutas bajo la tierra, no lo harás en completa oscuridad… y no nos referimos precisamente a las linternas con las que irás equipado. Conformadas por grandes concentraciones de piedra caliza, estas cavernas labradas por el paso del agua son el hábitat natural del Arachnocampa luminosa, un insecto que en su estado de larva emite resplandores bioluminiscentes de espectral belleza. Mientras recorres las galerías en bote, a pie o incluso haciendo rafting subterráneo, verás largos hilachos iluminando las cavidades como si de un cielo estrellado de piedra se tratara.

Hacer un safari acuático en en el golfo Harauki
Te citarán antes del mediodía en el Viaduct Harbour del centro de Auckland, donde después te invitarán a abordar un barco de investigación marítima equipado con todas las comodidades. Lo siguiente: ¡a zarpar! Estarás navegando por aguas del parque nacional Hauraki Gulf, una enorme reserva marina que es hogar de miles de especies acuáticas, entre las que destacan el delfín nariz de botella y la ballena de Bryde. Mientras escudriñas el horizonte en busca de estos cetáceos estarás acompañado e instruido por un grupo de biólogos expertos, algo que hace único a este crucero que no solo es de placer sino también de aprendizaje y concientización ambiental.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario