Siete razones por las que debes visitar Bali

Si el libro y la película Eat, Pray, Love no te inspiraron ya a viajar a esta isla de ensueño, estos siete motivos seguramente te convencerán. ¿Quieres viajar con nosotros por Asia? Échale un ojo a este tour por lo mejor de Tailandia y Bali.

Foto por Lrns en Unsplash

Por sus playas paradisíacas

En los 5,600 km2 de superficie de Bali encontrarás playas y bahías de fina arena, aguas de azul intenso y vegetación exuberante. Están la popular Seminyak y la remota y casi virgen Pasir Putih; también Jimabaran, perfecta para ver el atardecer, y Echo Beach, favorita de los surfistas. Mar y sol para todos los gustos.

Por su espiritualidad viva

A diferencia del resto de Indonesia, la mayoría de los balineses profesa una religión basada en la fe hindú con influencias del budismo y antiguas creencias locales. Así, por donde mires verás hermosos templos y pagodas, fiestas de devoción y una vibra zen muy particular.

Foto por Geio Tischler en Unsplash

Por la hospitalidad de sus habitantes

Todo aquel que ya haya visitado Bali podrá confirmarte que los lugareños son sumamente amigables, dispuestos a ayudar al turista y casi siempre risueños. Después de todo, el ánimo de su gente es uno de los grandes motivos para viajar a un destino.

Por su escena culinaria

A pesar de ser tan pequeña, esta isla concentra propuestas gastronómicas de primer nivel y de todas partes del mundo. En Seminyak, el corazón turístico de Bali, hallarás desde restaurantes con cocina de la costa de Amalfi, en Italia (sí, así de específico), hasta propuestas veganas en sintonía con las religiosidad local. Otro ejemplo es Jimbaran, una playa al sur donde cenar platillos gourmet sobre la arena es lo cotidiano.

Foto por Christine Wehrmeier en Unsplash

Por su oferta hotelera

Con semejante fama entre sibaritas, surfers y lunamieleros, era de esperarse que Bali contara con todo tipo de hoteles y para todos los presupuestos. Si vas en plan mochilero o hippie siempre podrás hospedarte en alguna posada con aires de la época colonial, pero si vas con ganas de derrochar puedes optar por grandes resorts, como Hanging Gardens o Nandini Jungle Resort.

Porque sus paisajes son muy diversos

¿Ya te comentamos que Bali es poco extensa? A pesar de lo anterior, son muchos los ecosistemas con los que cuenta, como bosques lluviosos, selvas de montaña y bancos de arrecife. No dejes de visitar las faldas del monte Agung, un volcán activo cubierto por vegetación tropical.

Foto por Guillaume Flandre en Unsplash

Porque aún conserva su autenticidad

Tanto su religiosidad endémica como el orgullo cultural de su gente ha propiciado que Bali sea un destino como pocos en el Sudeste Asiático, una región que, desde que la pisas por primera vez, te deja sentir su singularidad y la sensación de que todas esas horas en el avión valen la pena.

Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario