¿Tienes solo un día en Praga? Este tour te puede interesar

Praga es sin lugar a dudas una de las ciudades más bonitas de Europa. Para recorrerla completa, necesitarás explorar distintas formas de moverte y este tour las conjuga todas si tienes poco tiempo: una caminata por sus sus calles, un barco por su río y un autobús turístico para cuando te canses.

Foto por Anthony DELANOIX en Unsplash

La cosa esta así: primero te recogerán en la comodidad de tu hospedaje para hacer una visita guiada (con guía que habla en español) en autobús por el centro histórico, considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una vez ahí, podrás tomar un crucero por el río Moldava y realizar un recorrido a pie por los puntos más interesantes de la ciudad. El costo de este recorrido es de €35.60 euros.

Durante tres horas y media escucharás las historias que se ocultan tras los muros de , recorrerás el barrio judío —que se ha conservado intacto a pesar del paso de los años— y conocerás la catedral de San Vito con su fachada gótica. Ya en el barco, podrás relajarte y disfrutar de las vistas mientras navegas por el paso fluvial.

 

Foto por Anthony DELANOIX en Unsplash

El tour incluye también las visitas obligadas al Castillo de Praga y el reloj astronómico. En el primero, el castillo antiguo más grande del mundo, encontrarás las coyas de la Corona Bohemia. El segundo, es un reloj medieval que además de indicar las 24 horas de día, representa las posiciones del sol y de la luna en el cielo.

La ventaja de llegar a este destino con tu itinerario armado, entradas y tours reservados, es que te ahorrarás un montón de tiempo buscando opciones. Y quédate tranquilo: si llegando encuentras una mejor opción o simplemente decides hacer las visitas por tu cuenta, puedes cancelar hasta un día antes de la fecha que reservaste y recibir el 100% de tu dinero de regreso.

 

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.

Deja un comentario