Todo lo que tienes que saber antes de ir a Nueva Delhi

¿Es tu primera vez en India? ¿No sabes qué hacer en una ciudad tan vasta? Reunimos estas recomendaciones para que tu estadía en la efervescente Nueva Delhi sea memorable.

Foto por Fancycrave en Unsplash

 

¿Dónde se encuentra?
Nueva Delhi se ubica en el centro-norte de India, específicamente en una entidad conocida como Territorio de la Capital Nacional. Es la ciudad más extensa y poblada del país, con cerca de 22 millones de habitantes. Su huso horario es UTC +05:30, lo que significa que hay una diferencia horaria de 10 horas y media entre esa ciudad y la hora del centro de México.

¿Qué clima me espera?
Los expertos clasifican el clima de Nueva Delhi como «monzónico», lo cual te dará una idea de lo extremas que pueden ser las condiciones meteorológicas. En primavera y verano (más o menos de abril a julio) te vas a cocinar, pues las temperaturas llegan a rebasar los 40 ºC. Pasada esa temporada comienzan el monzón, un viento proveniente del mar que trae consigo lluvias constantes. Llegado octubre las cosas se calman un poco y la temperatura puede descender hasta unos agradables 20 ºC durante el resto del año. Toma en consideración estos factores pues harán toda la diferencia durante tu estancia.

¿Cómo llegar?
Desde México y el resto de América Latina lo más recomendable es volar a Europa y una vez ahí hacer vuelo de conexión. El aeropuerto de Heathrow, en Londres, es uno de los que más frecuencias opera hacia Nueva Delhi, pues el Reino Unido posee lazos históricos con el país asiático y es hogar de una enorme comunidad india.
Tras cerca de nueve horas de vuelo llegarás al aeropuerto Indira Gandhi, 23 kilómetros al sur de la ciudad. Para desplazarte hacia zonas más céntricas puedes tomar un taxi o comprar un boleto de tren, el principal medio de transporte en India.

Foto por Raghu Nayyar en Unsplash

¿Qué idioma hablan?
¡Aquí se hablan muchas lenguas! Por ser la capital de una nación con 22 idiomas, era de esperar que Nueva Delhi fuera también un crisol lingüístico, entre las que destacan el hindi, el panyabi y el urdu. Debido a que en el pasado India fue un protectorado británico es común hallar hablantes del inglés, así que no tendrás mucho problema comunicándote (a menos que te cueste trabajo descifrar el fuerte acento indio).

¿Cómo me visto?
En este rubro debes considerar dos cosas, el clima y la cultura. Lo primero no tiene mayor ciencia: a causa del calor implacable, lo más inteligente es usar prendas holgadas, ligeras y que te protejan del sol. Emplear un bloqueador solar de alto índice es también obligatorio.
En cuanto a lo cultural, debemos recordarte que en India aún existen fuertes tabúes acerca de mostrar ciertas partes del cuerpo, particularmente hacia las mujeres. Si quieres evitar miradas insistentes, o incluso alguna agresión, lo mejor será evitar shorts muy cortos o camisetas sin mangas. Algo similar ocurre con los sitios sagrados, aunque aquí te recomendamos guiarte por el sentido común: tampoco serías bien visto en tu centro religioso local si acudes con poca ropa.

¿Qué no me puedo perder?
Con tantas cosas por experimentar en Nueva Delhi ¡es difícil elegir solo un atractivo! Empieza visitando su monumento más fotografiado y celebrado, el Fuerte Rojo, una colosal construcción que ha sido escenario de numerosas batallas. Su espectáculo nocturno de luces y sonido es algo que vale la pena apreciar.
Otro bello ejemplo de la arquitectura del imperio mogol es la Jama Masjid, principal mezquita de la ciudad localizada en el casco antiguo. Sus cúpulas abulbadas, minaretes y arcos con punta te recordarán la elegancia del Taj Mahal. Aprovecha que estás en la parte vieja de la metrópoli y recorre Chandni Chowk, una calle rodeada de mercados, puestos de comida callejera, joyerías y tiendas textiles. Caótica y colorida, estimulará tus sentidos y te hará sentir que realmente estás en India.
Si quieres contemplar el lado más contemporáneo de la capital acude al Templo del Loto, santuario de la fe bahai construido de acuerdo a modernas técnicas arquitectónicas. En cambio, para descansar de las aglomeraciones debes dirigirte a los jardines de Lodhi, construidos en torno a bellos mausoleos medievales.

Foto por Frank Holleman en Unsplash

¿Y la comida?
Debes recordar que los hindúes (es decir, quienes profesan el hinduismo) no consumen carne, por ello buena parte de la oferta gastronómica de Nueva Delhi es vegetariana. Sin importar si visitas un restaurante o caminas por la calle, tienes que probar los paranthas, panes aplanados (parecidos a tortillas de trigo) que suelen rellenarse con verduras, queso paneer, mantequillas o yogurt.
Si no puedes vivir sin la carne no te preocupes, hay también muchísimas opciones que incorporan proteína animal, como el biryani, plato que lleva piezas de pollo o res cocinadas en una olla de barro y recubierto con arroz especiado. Otra delicia imperdible es el butter chicken, que suele bañarse con una salsa de mantequilla, tomate y especias. ¿El mejor lugar para probarlo? el restaurante donde lo crearon, Moti Mahal.

¿Algún consejo adicional?
¡Varios!

  • Es costumbre de India comer sin cubiertos y solo empleando la mano derecha; hacerlo con la izquierda se considera de muy mala educación.
  • Como en casi todas partes, lo más sensato es cuidarte de los carteristas y estafadores; beber del agua del grifo tampoco es buena idea. Mejor llevar agua embotellada contigo.
  • ¿Quieres recorrer los principales puntos turísticos de la capital? Súbete al Dillli Dekho, un autobús hop on-hop off en el que no tendrás que preocuparte por el calor, pues cuenta con aire acondicionado.
Arturo Torres Landa

Arturo Torres Landa

Escribe y hace fotos para distintas publicaciones de viajes, gracias a lo cual se ha ganado cierta reputación de “doctor vacacional” entre sus amigos: siempre cuenta con destinos y experiencias para recetar.

Deja un comentario