Ubicado entre el noroeste de África y el Medio Oriente, Egipto es un país con una gran historia, tradición y cultura. Seguro no te quieres perder las pirámides, la gran esfinge y la tumba de Tutankamón, pero hay mucho más que eso. Descubre su impactante desierto y templos con esta ruta de lugares imprescindibles.
El Cairo

Lo más probable es que tu vuelo llegue a la capital egipcia. Parte de aquí para comenzar tu aventura. Saliendo de la plaza Tahrir, en el centro, continúa hacia el Gran Museo Egipcio para descubrir su gran colección de objetos de las antiguas civilizaciones. Otros puntos imperdibles son: la Ciudadela, cuya arquitectura islámica es una belleza, las distintas mezquitas que encontrarás a tu paso y el bazar antiguo Jan el-Jalili, el lugar perfecto para poner a prueba tus habilidades de negociación.
Guiza

Indiscutiblemente tu siguiente destino tiene que ser Guiza. Está muy cerca de El Cairo. Dependiendo del tráfico, un viaje en taxi puede tomar entre 30 y 45 minutos. Ya que estés ahí dirígete inmediatamente a la meseta de Guiza y, ya sea caminando o arriba de un camello, admira la magnitud de las tres grandes pirámides y la gran esfinge. No dejes de visitar el Museo de la Barca de Keops para abordar un antiguo navío que fue construido en 2,500 a. C.
Asuán

Después de una mágica visita al antiguo Egipto, toma un vuelo con rumbo a Asuán, al sur del país. No es un lugar tan turístico como El Cairo, pero tiene varios puntos de interés que te encantarán, como el Museo de Nubia, que resguarda objetos de la población que se asentó a lo largo del río del Nilo y la isla Elefantina, donde puedes explorar ruinas y pequeñas villas con casitas muy pintorescas pintadas de colores.
Luxor

Hay varias opciones para llegar a Luxor desde Asuán, ya sea en tren, avión o la más turística e interesante: un crucero por el Nilo. Ya que estés en esta histórica ciudad edificada sobre las ruinas de Tebas no dejes de visitar el Valle de los Reyes (una necrópolis del antiguo Egipto), el templo de Luxor, el complejo de Karnak y las enormes estatuas conocidas como Colosos de Memnón.
Hurgada

A 300 kilómetros de Luxor, Hurgada es un destino muy popular por sus playas y actividades acuáticas en la costa del Mar Rojo. Durante tu estancia tienes que visitar parque acuático Makadi y el recién inaugurado acuario, que tiene un increíble túnel submarino. También vale la pena echar un vistazo a la catedral de San Shenouda y a la mezquita de El Mina. Si te sobra tiempo, no dejes de ir a la isla Giftun para relajarte en sus arenas blancas y explorar en sus arrecifes de coral.
Alejandría

El siguiente paso es tomar un vuelo hacia Alejandría y descubrir su gran faro, una de las siete maravillas del mundo antiguo. Después sigue tu paseo hacia la ciudadela de Qaitbay, un fuerte construido en el siglo XV, y su museo naval. No puedes dejar a un lado el palacio de Montaza y sus jardines, la famosa Columna de Pompeyo ni la Biblioteca de Alejandría.
Tip:
La mejor época para viajar a Egipto es en invierno, de diciembre a febrero. Aunque es temporada alta, el clima es mucho más amigable.

Brenda Béjar Kleiman

Brenda Béjar Kleiman

Es editora, traductora y correctora de estilo. Su trayectoria en el mundo de los viajes comenzó como adolescente mochilera. Desde ahí prometió nunca volver a viajar sin maleta de rueditas y lo ha cumplido.