Wow, tenemos que pasar por este puente ciclista algún día

Este es el sueño de todo ciclista: una pista paradisiaca que atraviesa un lago a la mitad de una reserva natural, sin automovilistas irrespetuosos ni calles mal hechas. Ya llegó a nosotros y está en Bélgica.

Foto por Luc Daelemans

El proyecto se llama «Ciclismo a través del agua». Consiste en una vía que atraviesa el gran estanque en la reserva natural de Wijers. La pista es lo suficiente profunda como para que los ojos de los ciclistas queden justo a la altura del agua.

La idea es que con esto sigan reforzándose los proyectos a favor del ciclismo en la provincia de Limburgo en Bélgica, que a la fecha ya cuenta con 1,240 millas de senderos para bicicletas. Así que si te gusta este tipo de turismo, apunta este destino soñado.

Los encargados de diseñar la vía fueron los arquitectos de Lens°ass Architecten, y a pesar que se encuentra abierta desde 2016, y fue designada en 2018 por la revista TIME como uno de los 100 mejores lugares del mundo, muy poca gente sabe de ella.

Pero… ¿realmente vale la pena?

Si lo que te hemos contado aún no te convence, presta atención: todo el proyecto forma parte de una búsqueda por encontrar el balance entre la ecología y el turismo. El lago también fue restaurado para que la flora y la fauna del lugar no sufriera tantos cambios a raíz de la vía. Pensando, sobre todo, en los amantes de la naturaleza, que se preocupan por ser mejores viajeros.

No solo gozarás de un espacio perfecto para andar sino que estarás promoviendo la construcción de este tipo de rutas en las ciudades, pues los ciclistas también tienen derecho a paisajes bellos que, de alguna forma, los relajen en sus trayectos. Por eso, qué bueno que existen este tipo de proyectos.

¡Ya queremos ir!

Deja un comentario